Navalcarnero: El TSJM tumba las reclamaciones de una constructora que se forró con sobrecostes

El ex alcalde del PP Baltasar Santos junto a Francisco Granados.

El ex alcalde del PP Baltasar Santos junto a Francisco Granados.


NAVALCARNERO. El Tribunal Superior de Justicia ha fallado el pasado 6 de octubre “inadmitir” el recurso de apelación interpuesto por Velasco Grupo Empresarial contra el Ayuntamiento de Navalcarnero por el que pretendía cobrar 47.119,74 € en concepto de intereses de demora por el retraso en el pago de certificaciones de obra que se remontaban a 2003. En concreto se trata de una de las constructoras de cabecera del antiguo regidor del PP, Baltasar Santos, denunciadas por la entonces oposición por los abultados sobrecostes de sus adjudicaciones.

La reclamación, interpuesta en noviembre de 2014, hacía referencia a una obra de acondicionamiento de zonas verdes y pavimentos en el Barrio de Buenavista ejecutadas en los años 2003, 2004 y 2005, adjudicada en 2003 por importe de 924.747,2 €, pero que un año después obtuvo un modificado de 407.786,74€, lo que supuso un 44,10% de aumento hasta alcanzar 1.332.533,94€, según fuentes de la Concejalía de Hacienda.

Velasco Grupo Empresarial presentó escrito el 6 de noviembre de 2014 reclamando intereses de las certificaciones en cuestión cuando las mismas habían sido abonadas en el año 2005, por lo que la prescripción estaba ganada, como así sentenció el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo en febrero de 2016, y ha ratificado ahora el Tribunal Superior de Justicia.

Esta no es la primera vez que Velasco Grupo Empresarial pierde un pleito con el Ayuntamiento de Navalcarnero, según informan fuentes municipales. Anteriormente fueron desestimados otros dos recursos contenciosos, en octubre de 2015 y mayo de 2016, en los que reclamaba idénticas pretensiones por intereses de demora en el pago de certificaciones. En concreto, 180.244,91 € por los retrasos en los pagos de las obras de remodelación de viario y zonas verdes en el Barrio del Olivar, y 7.174,93 € por los retrasos en los pagos de certificaciones de las obras de restauración de la Ermita de la Veracruz en su 1ª fase.

Las obras de remodelación de viario y zonas verdes en el Barrio del Olivar fueron adjudicadas a Velasco en enero de 2007 por 5,5 millones de euros, pero tras tres modificados aprobados por el Gobierno Popular entre los años 2008 y 2010, el coste final de la obra aumentó en un 62,19%, pasando a ser el montante total de la obra de 8.920.520,73 €. Es de resaltar que para esta obra se presentaron un total de 38 plicas u ofertas, y 25 de ellas eran más económicas que la de VELASCO OBRAS Y SERVICIOS S.A. Incluso alguna de las ofertas era un millón de euros más barata sobre los 5,5 millones de euros de la adjudicación inicial.

Los modificados de la restauración de la Ermita de la Veracruz en su primera fase, -obra que se inició en 2004 y no concluyó hasta 2009-, fueron aún más abultados, pues los sobrecostes supusieron un 257,45%, pasando de los 254.813,58 € iniciales a los 910.836,20 € que finalmente costó la obra a las arcas municipales.  “Y ello a pesar de que la zona de actuación ni siquiera es propiedad del Ayuntamiento”, aseguran las mismas fuentes.

Velasco Grupo Empresarial  es una sociedad que absorbió a Velasco Obras y Servicios el 4 de diciembre de 2014. Fue un habitual adjudicatario del Ayuntamiento de Navalcarnero durante los 20 años de Gobierno del Partido Popular en Navalcarnero. De hecho, la facturación de este grupo durante los últimos 15 años en Navalcarnero ha sido superior a los 16 millones de euros.

“No conforme con esa facturación, y de muchos contratos con sistemáticos modificados de obra con los que se vulneraron numerosos preceptos legales en materia de contratación, Velasco Grupo Empresarial pretendía seguir cobrando del Ayuntamiento, aunque en estos casos fuera por intereses improcedentes en muchos casos, y prescritos en todos ellos. Los juzgados han tumbado sus pretensiones, y en algún caso le han condenado en costas”, explican desde el Consistorio. PL.

loading...