¿Puede el alcalde de Parla compatibilizar su puesto con ser funcionario?

Parla

El alcalde de Parla Luis Martínez Hervás


PARLA. El alcalde de Parla, Luis Miguel Martínez Hervás (PP), se enfrentará este lunes a un Pleno municipal en el que se decidirá si podrá, a partir de ahora, compaginar la gestión del Ayuntamiento con su puesto de funcionario en la Sanidad.

Según ha informado el Partido Popular de Parla, Martínez Hervás ha solicitado la reincorporación a su antiguo puesto de trabajo como inspector médico en la Comunidad de Madrid, propuesta que, de aprobarse en el Pleno, significaría la renuncia al sueldo de 50.000 euros anuales que actualmente percibe como regidor.

No obstante, la oposición ha considerado “imposible” compatibilizar ambos puestos debido a que, según el portavoz de Ganemos Parla, Rafael Escobar, “debería dimitir porque no puede estar al 50 por ciento” ya que Parla se trata de una comunidad donde “todos los días” hay cuestiones que tratar, según ha adelantado este domingo El País.

El mismo Escobar ha sugerido que Martínez Hervás “no quiere ser alcalde”. El actual regidor del Ayuntamiento amenazó durante el mes de enero con su dimisión, medida que no llegó a tomar debido a las peticiones de “los sindicatos municipales y partidos de la oposición”.

El PP de Parla mantiene que el ejercicio de las ocupaciones como inspector médico le suponen a Martínez Hervás una gran “flexibilidad de horario” y que no le requieren “trabajar de cara al público”.

El alcalde, así, estaría dispuesto a asumir las 37,5 horas semanales que debe dedicar a su trabajo en la Sanidad además de las horas “incalculables” que deberá invertir en sus labores de gestión del ayuntamiento.

La política como vocación

Con esta iniciativa, el alcalde pretende “dar ejemplo” y comprometerse a transmitir que la política no puede ser “una profesión, sino una vocación” hacia la ciudadanía.

Ante las críticas de la oposición sobre la disponibilidad del edil, Martínez Hervás ha reflexionado que, de tener algún otro puesto en la política o incluso dentro de su propio partido, “nadie” dudaría de su dedicación. EP.