Diez detenidos en una operación para desmantelar dos plantaciones de marihuana en Rivas

marihuana

Foto: Guardia Civil.


RIVAS. Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Área de Investigación de Rivas-Vaciamadrid han detenido a diez personas por su presunta implicación en un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, descubriendo además dos laboratorios de cultivo de marihuana en pleno funcionamiento, siendo imputado además a uno de los arrestados un delito continuado contra la seguridad vial.

La investigación tuvo su origen en notificaciones de vecinos del chalet, que manifestaron a los agentes el fuerte olor a marihuana y el ruido constante que había en una de las viviendas de la localidad, ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

A partir de este momento se establecieron vigilancias discretas en las inmediaciones, con la finalidad de constatar la existencia de alguna plantación ilegal, así como identificar a la personas o personas que pudieran estar realizando alguna actividad ilícita.

Fruto de las investigaciones, los agentes descubrieron que el chalet, que se encontraba alquilado, era frecuentado por varios varones, acudiendo al mismo varias personas, las cuales tras las posteriores identificaciones resultó que adquirían en el lugar sustancias estupefacientes.

Así mismo, los agentes comprobaron que el ruido proveniente del interior, correspondiente al continuo funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado, y la existencia de un enganche ilegal al suministro eléctrico, motivando la solicitud del correspondiente auto judicial para realizar una entrada y registro en la vivienda, donde se localizaron dos laboratorios perfectamente acondicionados, además de un furgoneta completamente cargada de plantas dispuesta para salir del domicilio.

Este hallazgo motivaba la detención de los diez integrantes del grupo, nueve hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 29 y 33 años, interviniéndose además seis vehículos, dinero en efectivo y enseres para el cultivo de las plantas.

Se han intervenido además un total de 791 plantas de marihuana de gran tamaño, que pesaban más de 45 kilogramos, así como hachís y otras sustancias que están pendientes de análisis.

Varios de los detenidos poseían antecedentes por delito de tráfico de drogas, según documentación hallada se deduce que el fin de la droga incautada sería para su distribución en clubs de fumadores de cannabis, dada la especificación en macetas de las distintas variedades y subvariedades de dichas plantas de cannabis. EP.

loading...