Galapagar presenta el proyecto de la nueva Casa del Mayor con un presupuesto de 750.000 €

De izquierda a derecha: Maria José Zamorano, concejal de Infraestructuras y Obras Públicas; Daniel Pérez Muñoz, alcalde de Galapagar; Encarna Ibáñez, concejal de Familia y Angel Camacho, concejal de Ordenación del Territorio y Urbanismo.

De izquierda a derecha: Maria José Zamorano, concejal de Infraestructuras y Obras Públicas; Daniel Pérez Muñoz, alcalde de Galapagar; Encarna Ibáñez, concejal de Familia y Angel Camacho, concejal de Ordenación del Territorio y Urbanismo.


GALAPAGAR. Más que un lavado de cara, más que una nueva funcionalidad. El antiguo Ayuntamiento de Galapagar, edificio emblemático donde los haya, cobra nueva vida pero, para ello, se va a realizar una ingente labor de remodelación para resolver graves problemas que acarrea el hecho de ser un edificio histórico, con más de 200 años sobre sus muros y que además, desde entonces, ha estado al servicio de los vecinos tanto como escuela de primaria, casa consistorial o incluso el salón de plenos albergó durante una década el templo parroquial. Este es, por lo tanto, el punto de partida del proyecto de la nueva Casa del Mayor de Galapagar que hoy ha presentado el alcalde del municipio, Daniel Pérez Muñoz, acompañado de los concejales Maria José Zamorano, Encarna Ibáñez y Ángel Camacho.

Y es que, por fin en Galapagar, los mayores van a tener unas instalaciones propias y acorde a sus necesidades, por fin tendrán un espacio accesible, pero también más amplio y cómodo, permitiéndoles disfrutar de sus aficiones como los juegos de cartas, los bailes o simplemente la posibilidad de contar con una cafetería lo suficientemente amplia para acoger a todos los usuarios.

Resolver los problemas de construcción del edificio

Humedades, falta de luz, limitaciones estructurales y accesibilidad son los principales hándicaps de este edificio y que había que resolver de forma urgente. Para ello se ha hecho necesario desmontar el forjado actual ya que era insuficiente estructuralmente, se contempla la instalación de un ascensor para la planta alta, se colocará un lucernario de 26 metros cuadrados para dotar de iluminación todo el espacio interior y se buscará la creación de espacios diáfanos para facilitar los usos y las diferentes funciones que se requieran para los mayores del municipio.

Amplia zona de restauración, zona de juego y de esta, salón de baile y aulas de talleres

La primera planta albergará sobre todo la zona de restauración, que se subdividirá en zonas para limitar la zona de cocina-cafetería, la zona de estar, o la zona de comer. Incluyendo también los necesarios servicios adaptados a minusválidos.

La segunda planta destaca por la amplitud de espacios, gracias a la creación de una gran sala de baile, que además se dividirá con mamparas de cristal para convertirlo en un espacio multiusos. Respecto a la fachada del edificio, se mantendrá intacta, no sin realizar una necesaria labor de embellecimiento, siempre según las indicaciones de la Dirección General de Patrimonio.

En total, se prevé una inversión de 750.000 euros, y se actuará sobre el total de los 583 metros cuadrados construidos, incluyendo una necesaria actuación para sanear el suelo del balcón.

Por encima de todo, aclara la concejal de Infraestructuras y Obras Públicas, Maria José Zamorano, “se trata de mantener la esencia del edificio, permaneciendo siempre como símbolo de identidad de nuestro pueblo y emblema del casco urbano, con su estructura original, su fachada representativa y, por su puesto, su calabozo que se mantendrá intacto”.

Para el Alcalde de Galapagar, este será un gran proyecto para Galapagar, muy demandado por los propios mayores del municipio que, asegura “me paran cada día para preguntarme por el proyecto, están deseando estrenar sus nuevas instalaciones. Igual que ocurriera con la nueva Biblioteca, será un antes y un después en el municipio. Galapagar se moderniza, pero mantiene su esencia y al mismo tiempo con estas nuevas instalaciones ofrecerá unos servicios que hasta ahora eran impensables”.

El Ayuntamiento confía en que, si los plazos transcurren según lo previsto, se puedan comenzar las obras en los próximos meses, tras la publicación del proyecto en el BOE y la adjudicación de las mismas.