El trabajador jubilado en el Ayuntamiento de Alcalá se autorizó a sí mismo la fiesta con ‘stripper’

Alcalá

Vista exterior del Ayuntamiento de Alcalá


ALCALÁ DE HENARES. El informe de conclusiones del procedimiento de información reservada encomendado por el Ayuntamiento de Alcalá sobre la fiesta de despedida por jubilación celebrada en el Parque Municipal de Servicios, que contó con la actuación de una ‘stripper‘, afirma que el trabajador jubilado, uno de los cuatro encargados generales de esas instalaciones municipales, se autorizó a sí mismo el evento.

Según un comunicado del Ayuntamiento, el informe señala que “el trabajador jubilado reconoce su responsabilidad como organizador de la fiesta en la que se produjeron los lamentables hechos del pasado 3 de marzo en instalaciones del Parque Municipal de Servicios” y “deja claro en su declaración que se autorizó a sí mismo la fiesta y permitió el acceso a personas ajenas a la plantilla municipal”.

El informe, recibido por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá este miércoles, también indica que no se puede situar a ninguno de los concejales en el momento de la actuación, tal y como ha venido manifestando el equipo de Gobierno desde el primer momento.

Ante este informe, el equipo de Gobierno decretará apertura de expedientes disciplinarios, para los que se nombrarán instructores, aunque al tratarse de un proceso de información reservada el Ayuntamiento no ha especificado los afectados.

Asimismo, siguiendo las recomendaciones del informe, realizará un protocolo de actuación para la autorización del uso de instalaciones municipales, llevará a cabo un análisis sobre la gestión del Parque Municipal de Servicios encaminado a establecer medidas de control exhaustivas con asignación concreta de funciones para cada puesto de trabajo y establecerá un procedimiento de control de entradas y salidas en el Parque Municipal de Servicios, tanto de personas como de medios materiales.

Además, dictará normas que regulen la grabación y toma de fotografías en las instalaciones municipales y prohibirá la venta y consumo de bebidas alcohólicas en la cantina (establecimiento dentro del Parque Municipal de Servicios donde se venden bebidas y alimentos).

También impartirá cursos para todos los trabajadores municipales en materia de igualdad de género y responsabilidad de la función pública. Para restaurar la imagen de la ciudad, el Ayuntamiento y de los empleados públicos, difundirá al conjunto de la ciudadanía todos los servicios que presta la Administración Local, la importancia de los mismos, y el positivo trabajo que realizan los empleados y empleadas municipales.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares asume en su totalidad el contenido del citado informe, reitera su rechazo a los “lamentables y bochornosos” hechos acaecidos el pasado 3 de marzo en dependencias municipales y espera que con estas medidas no se repitan.

Rechazo de la comisión de investigación

Este mismo día el Ayuntamiento de Alcalá ha rechazado, en un Pleno extraordinario, la petición de crear una comisión de investigación para esclarecer posibles responsabilidades políticas en el equipo de Gobierno municipal por la polémica fiesta.

La propuesta planteada por PP y Ciudadanos ha sido rechazada con los votos en contra de PSOE, Somos Alcalá e IU, formaciones que conforman el equipo de Gobierno en la localidad.

Según un comunicado de Somos Alcalá, se trata de una propuesta “sin sentido, toda vez que ya se ha realizado una información
reservada con todas las garantías”, y “cuando claramente el hecho se trata de un problema de personal, que debía investigarse internamente y de manera reservada, tal y como se ha hecho”.