El Gobierno del PSOE en Aranjuez anuncia su dimisión tras ser rechazado su plan de viabilidad

Foto: El Periódico de Aranjuez.

Foto: El Periódico de Aranjuez.


El Gobierno del PSOE en el Ayuntamiento de Aranjuez ha anunciado su dimisión después de que el Pleno del municipio haya rechazado -dos veces en un día- el plan de viabilidad propuesto por el equipo de gobierno. En la mañana de este lunes el Pleno rechazó el plan y la alcaldesa vinculó su continuidad a su aprobación en un Pleno extraordinario que se celebraría esa misma noche. La moción ha sido rechazada de nuevo y Cristina Moreno ha anunciado la dimisión en bloque del Gobierno.

Los socialistas esperaban que, en esas horas entre el primer y el segundo pleno del día, alguno de los tres (de cuatro) concejales de Aranjuez Ahora que habían votado en contra cambiaran de opinión. Era su única baza, ante los menos plausibles cambios del Partido Popular, Ciudadanos o Acipa. No sucedió y poco más de dos años después de alcanzar la Alcaldía el equipo socialista dejará el Gobierno.

Las votaciones

En ambas votaciones la moción del Gobierno consiguió 11 votos favorables y 12 negativos. A favor, los 7 concejales socialistas, los 2 de Iniciativa por Aranjuez, el de la concejal independiente Mónica García y el de la concejal de Aranjuez Ahora Isabel Peralta. En contra, los 6 concejales presentes del Partido Popular (no asistieron José González ni Fernando Gutiérrez), los 2 de Ciudadanos, el de Acipa y 3 de los 4 concejales de Aranjuez Ahora: Alfonso Sánchez, Pamela Casarrubios y Luis Velasco.

Desde el equipo de Gobierno enfatizaron durante toda la jornada que sin el plan de viabilidad era imposible garantizar el pago de la deuda y las prestación de servicios a los ciudadanos. Los socialistas esgrimían que si era rechazado, el municipio sería ingobernable a nivel económico al producirse una grave situación de carencia de recursos. Una situación que podría desembocar en una intervención del Ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda.

Cristina Moreno anunció en rueda de prensa tras el Pleno matutino que dimitiría si no se aprobaba el plan de ajuste en un nuevo Pleno que tendría lugar por la noche. A pesar de las gestiones a nivel regional entre el Partido Socialista y Podemos, los tres concejales de Aranjuez Ahora que habían votado en contra no cambiaron de opinión. “El plan de ajuste nace muerto porque se prevén unos ingresos de 42,5 millones de euros y en Aranjuez nunca se han recaudado más de 40. No podíamos votarlo porque simplemente no se sostiene”, detallan fuentes internas de Aranjuez Ahora a El Periódico de Aranjuez.

Por su parte, la alcaldesa se ha mostrado especialmente crítica con los tres ediles de la formación ciudadana tildándolos de “héroes de la derecha” por alinearse en la votación con el Partido Popular. De la misma forma, Moreno, ha censurado que el PP haya votado en contra de un plan de ajuste que estaba avalado por el Ministerio de Hacienda, que dirige su partido. No obstante, la crítica más personal se la ha dedicado a Jesús Mario Blasco, único concejal de Acipa, a quien ha tachado de “irrelevante para la ciudad”.

Tensión en el Pleno

El Pleno nocturno comenzó a las 22:30 horas y antes de empezar ya se conocía el final: el plan de viabilidad iba a ser rechazado y Cristina Moreno anunciaría la dimisión de su gobierno. A pesar de todo, estuvo lleno hasta la bandera y en torno a un centenar de vecinos tuvieron que quedarse fuera. No sería la primera vez que una votación cambia a última hora, pero no fue el caso.

El semblante funesto de los ediles del PSOE, podía encontrarse con la misma gravedad en la secretaria general de los socialistas madrileños, Sara Hernández, y algunos compañeros de su Ejecutiva que la acompañaban entre el público. Los tres concejales de Aranjuez Ahora, sobre quienes había recaído durante toda la jornada la presión de ser los únicos que podían modificar la situación, masticaban tensión. Tuvieron que pedir que les rellenaran la jarra de agua. El resto de ediles del arco municipal sabían que era una de las noches más importantes de la legislatura y tampoco se permitían una sonrisa. En un salón municipal lleno como pocas veces es frecuente, las miradas de los políticos iban a sus papeles, a sus compañeros o a sus adversarios, pocas concesiones para mirar al abarrotado tendido.

La posibilidad de la aplicación del plan de ajuste es consecuencia de la lastrada economía municipal que se sitúa en torno a los 200 millones de euros de deuda. Como calentamiento, el PP y PSOE se despacharon sobre la permanente diatriba sobre quién dejó más decenas de millones de deuda, si los gobiernos populares de Cepeda o los socialistas de Dionisio.

La portavoz del Partido Popular, María José Martínez, expuso que este segundo Pleno del día se realizaba “en fraude de ley” y en lo concerniente a la votación, que su partido no votaría a favor un plan de ajuste que suponga subir los impuestos. El portavoz de Ciudadanos, Daniel Baquero, mostró su rechazo al considerar que “no se habían explorado otras vías de mejorar los ingresos” y que el Gobierno debía haberlo hecho antes de aumentar la carga impositiva sobre la ciudadanía. Por su parte Jesús Mario Blasco, de Acipa, hizo hincapié en la falta de medidas de incrementar la productividad del municipio dentro del plan de viabilidad.

En el lado favorable a la aprobación, el segundo teniente de alcalde, Óscar Blanco, incidió, al igual que Moreno, en la necesidad de que el Consistorio aplique las medidas del plan como única senda para superar la grave situación que atraviesa la economía municipal. El alegato del portavoz de Iniciativa por Aranjuez, Juan Carlos Ramírez, mostró con claridad el convencimiento de su grupo en la necesidad de que las cuentas municipales cojan aire para impulsar una fundamental mejora de los servicios a los ciudadanos. Asimismo Mónica García, concejal no adscrita, abogó por el plan de viabilidad del Gobierno como solución a la mala situación de la ciudad.

La intervención más esperada fue la de Alfonso Sánchez, portavoz de Aranjuez Ahora. Había votado en contra por la mañana y era, junto a sus compañeros, quien tenía la llave para desbloquear la situación y evitar que los socialistas tuviera que cumplir su palabra y dimitir. No lo hizo. Acusó al equipo de Gobierno de haber dejado pasar dos años sin hacer nada y tratar de solucionarlo mal y a última hora con un plan, a su juicio, imposible de llevar a cabo. Su intervención por momentos fue abucheada (por un público mayoritariamente favorable al Gobierno) y tanto él como sus compañeros tuvieron que salir escoltados por la Policía Local.

Cerró el Pleno la alcaldesa, quién aduciendo la imposibilidad de gobernar de forma solvente por culpa de una oposición “irresponsable”, confirmó su dimisión anunciada.  

Artículo publicado originalmente en El Periódico de Aranjuez.

loading...