Caza de brujas en la sanidad madrileña: cesan a los directores que se enfrentaron a la privatización

Paulino Cubero en un  debate en La Sexta.

Paulino Cubero en un debate en La Sexta.


Paulino Cubero en un  debate en La Sexta.

Paulino Cubero en un debate en La Sexta.

SANIDAD. La Consejería de Sanidad ha cesado fulminantemente a cuatro directores de centros de salud. El motivo oficial: “una desviación importante del presupuesto“. Sin embargo,  entre los destituidos se encuentran dos profesionales muy activos y críticos con el proyecto de privatización de la sanidad  madrileña iniciado por el Gobierno regional.

En concreto, uno de los cesados es el director del Centro de Salud de General Ricardos, Paulino Cubero, que fue portavoz de la Plataforma de Centros de Salud de Directivos de Centros de Salud de la Comunidad de Madrid, cargo que abandonó cuando el Gobierno de Ignacio González anunció la paralización del proceso.

El nombre de Paulino Cubero figuraba también en las cartas de dimisión presentadas por 322 directivos y que harían efectivas cuando el entonces consejero, Javier Fernandez-Lasquetty,  anunciara los 27 ambulatorios que iban a ser privatizados.  Cubero presentó personalmente las cartas en Sanidad. La medida fue suspendida por el Gobierno regional.

Otra de las cesadas es la directora del Centro de Salud Nuestra Señora de Fátima, Isabel Giráldez, también activa contra el proceso de externalización de la sanidad y durante las manifestaciones contra el proceso iniciado por el Gobierno regional. Los otros dos directores son el de Las Águilas, Monserrat Gónzález, y Legazpi, Pilar Gómez.

La razón oficial del cese aducida desde la Consejería de Sanidad es que los cuatro directores han duplicado el presupuesto de personal de cada uno de sus centros. Un término que este miércoles ha reconocido Paulino Cubero, aunque que ha justificado que debido a los recortes “era imposible cumplir el presupuesto” a no ser que se hiciera a costa de los compañeros o en detrimento de la asistencia sanitaria. Cubero considera que tras su cese y el de sus compañeros se encuentra un “aviso a navegantes” para todos los que no se plieguen al poder político.

Fuentes no oficiales de la sanidad madrileña, aseguran que estos no son los únicos centros en los que se ha desviado el presupuesto de personal y que en los próximos días “o hay nuevos despidos o se comprobará que existen otros intereses en el cese de los cuatro directores”.

 

 

loading...