San Martín de Valdeiglesias abrirá los comedores escolares para los niños en riesgo de exclusión

Share:

SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS. El Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias abrirá los comedores escolares para que los niños en riesgo de exclusión social acudan durante los meses de julio y agosto gratuitamente. La medida ha sido consensuada con Servicios Sociales y el servicio de pediatría del centro de Salud.

Con ella, Gobierno municipal pretende ayudar a las familias con escasos recursos y verdaderas dificultades para poder alimentar a sus hijos y que «muestra el compromiso de este Ayuntamiento para estar del lado que de los más lo necesitan», afirma el alcalde, José Luis García (PSOE).

A estos niños y niñas, entre 20 y 25, según estimaciones de la concejalía de Bienestar Social, cuyos trabajadores sociales están valorando cada caso, el Ayuntamiento les va a financiar el comedor y también la asistencia a los talleres educativos de verano, que como cada año organiza el Ayuntamiento en las instalaciones del colegio público Virgen de la Nueva. «De esta manera ofrecemos una mayor atención a los menores de familia en dificultades socioeconómicas: aseguramos la alimentación y una alterativa para pasar el verano de forma divertida, saludable y en compañía de otros niños», afirma García.

Para poner en marcha esta iniciativa, en la que han trabajado conjuntamente las concejalías de Educación y Bienestar Social, el consistorio ha contado con la implicación de los dos colegios públicos y en gran medida, de los vecinos de San Martín, ya que parte del coste de este servicio se financiará gracias a la entrada solidaria de 1 euro que han pagado los asistentes a los diferentes conciertos y festivales que ha organizado la Escuela Municipal de Música y Danza y el AMPA Virgen de la Nueva, con motivo del fin del curso académico. El resto, lo aportará el Ayuntamiento, con fondos propios.

La financiación del comedor escolar durante julio y agosto para niños en riesgo de exclusión social, es una más de las iniciativas que viene realizando el Gobierno municipal para ayudar a las familias que tienen mayores dificultades. En 2013 el Ayuntamiento destinó 4.200 euros a la compra de alimentos para las familias más necesitadas y más de 5.800 euros a becas de libros de texto, a pesar de las dificultades económicas por las que atraviesa.

Por otro lado, el Ayuntamiento también se ha sumado a la petición que han realizado instituciones y Ayuntamientos para que la Comunidad de Madrid aumente el dinero que destina a las becas de comedor escolar el próximo curso
y abra los comedores escolares en verano para los niños en riesgo de exclusión social. “Una medida que hemos asumido desde el Ayuntamiento, ante la falta de respuesta del Gobierno regional, porque pensamos que las Administraciones públicas tenemos la obligación de apoyar a los que más lo necesitan, y aumentar los recursos en tiempos como las actuales, cuando las dificultades para las familias son mayores”, asegura el Alcalde.