La Marea Blanca exige ‘recuperar’ el Carlos III tras el caso de ébola en Madrid

marea_blanca_17_agosto_2

marea_blanca_17_agosto_2COMUNIDAD DE MADRID. La ‘Marea Blanca‘ para la defensa de la sanidad pública vuelve a las calles este domingo para “exigir” al Ministerio de Sanidad que se recupere “al 100%” el hospital Carlos III de Madrid después del caso del padre Miguel Pajares, el sacerdote español contagiado con el virus del ébola que fue atendido en este centro.

La manifestación, convocada por la Mesa en defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP), está prevista para las 12.00 de este domingo a las puertas del Ministerio de Sanidad. Bajo el lema ‘los experimentos con gaseosa’, los convocantes pediran a la ministra Ana Mato que tome medidas para que el hospital Carlos III vuelva a ser el centro de referencia para tratar enfermedades contagiosas como el ébola y el gobierno regional retire el “mal llamado plan de medidas de garantía de la sostenibilidad del sistema sanitario público de la Comunidad de Madrid”.

El Hospital Carlos III de Madrid, fue hasta 2013 un centro de referencia nacional e internacional para el tratamiento de enfermedades infecciosas y tropicales, como el ébola. Sus equipo técnico y de profesionales estaba preparado para “solventar situaciones sanitarias de gravedad”, como epidemias, pandemias, o sospechas de enfermedades altamente infecto-contagiosas”, explican en la MEDSAP en un manifiesto.

Sin embargo, en 2013 la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid transformó el Hospital Carlos III en un hospital de media estancia para atender a pacientes derivados de otros hospitales públicos de la Comunidad, y lo adscribió orgánica y funcionalmente al Hospital Universitario La Paz, dejando a la región sin un centro de referencia para atender este tipo de enfermedades.

La repatriación del sacerdote Miguel Pajares y la religiosa Juliana Bonoha desde Liberia, el primero de ellos contagiado con ébola, dejó en evidencia la improvisación con la que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid gestionó el ingreso hospitalario de ambos religiosos. En menos de 24 horas las autoridades sanitarias decidieron que si ingreso se realizaría en el Carlos III, que tuvo que ser acondicionado de nuevo.

En noviembre de 2013, la Marea Blanca salió a la calle lanzando una pregunta: ¿donde se ingresará a los enfermos en caso de epidemia?