Privatización de la sanidad madrileña: ahora le toca el turno a la salud mental

privatizar_salud_mental

privatizar_salud_mentalSANIDAD. Las nuevas ‘privatizaciones‘ sanitarias del Gobierno regional tienen un objetivo: la salud mental. El ejecutivo que preside Ignacio González cerrará el próximo mes de octubre el Centro de Salud Mental de Collado Villaba y trasladará su actividad y sus trabajadores otros centros especializados de la Comunidad de Madrid, el Centro de Especialidades de El Escorial, al Centro de Salud Mental de Majadahonda y al Hospital Universitario Puerta de Hierro, según informó la Consejería de Sanidad a CCOO en una reunión mantenida el pasado martes.

Según el sindicato, la Consejería ha decidido asignar 113.000 cartillas sanitarias del área de influencia de Villalba a la empresa privada IDC Salud por la apertura del hospital de gestión privada de Collado Villalba. Además, consideran que el cierre del centro de Salud Mental va en “detrimento de la sanidad pública”, ya que “deja en manos privadas la atención especializada en salud mental”.

Durante la reunión, los representantes de CCOO insistieron en que la Consejería de Sanidad volvía a incumplir su Plan Estratégico de Salud Mental 2010-2014, ya que en su apartado 2.1 (Catálogo de dispositivos asistenciales), aparece como centro de atención ambulatoria de titularidad y gestión pública, el CSM de Collado Villalba, al igual que los recientes centros privatizados de Navalcarnero, Torrejón, Moncloa y Arganzuela.

Para el sindicato, en el afán “privatizador” del Gobierno de Ignacio González, se suma también la licitación del concurso abierto para la hospitalización de niños y adolescentes en el ámbito de la Comunidad de Madrid mediante contrato de gestión de servicio público, modalidad de concierto por un importe de más de 3,2 millones de euros. Será una unidad de media estancia para adolescentes de doce a diecisiete años con trastorno mental grave, que el Gobierno regional pondrá también en manos de la gestión privada.

“CCOO rechaza rotundamente las políticas privatizadoras del Gobierno regional ya que priman a las empresas de gestión privada en detrimento del servicio público sanitario”, explican desde el sindicato, que forma parte de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid.

El nuevo gesto de la Comunidad de Madrid será combatido otra vez en las calles por la ‘Marea Blanca’, que ha convocado un manifestación en Madrid el próximo domingo, 21 de septiembre, bajo el lema ‘la sanidad no se vende, se defiende’.