Aguirre, contenta por fuera, molesta por dentro, declara ante el juez

Share:

aGUIRRECOCHEMADRID. La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha mostrado ‘contenta’ este lunes a su salida de los juzgados de Plaza de Castilla donde ha acudido para declarar por un presunto delito de desobediencia tras un altercado de tráfico del pasado mes de abril. Sin embargo, la dirigente popular ha manifestado estos días a su gente de confianza su «malestar» por el revuelo judicial y mediático que ha despertado un incidente por el que ya ha pedido disculpas públicamente y que parece marcar ahora su futuro político.

Aun así, Aguirre llegaba a los juzgados pasadas las 10.00 acompañada de su abogado y ante una gran expectación mediática y rodeada de un fuere dispositivo de seguridad. Su intención: contar todo lo ocurrido el «fatídico día».

La ex presidenta regional ha declarado durante casi una hora por un presunto delito de desobediencia tal y como lo ordenó la Audiencia Provincial, después de que el juez instructor intentase instruir los hechos como un juicio de faltas.

«Por fin he podido declarar absolutamente todo lo que ocurrió. He contestado a las preguntas del juez y de la acusación particular», ha explicado a la salida. El altercado de tráfico se produjo el pasado 3 de abril, cuando Esperanza Aguirre aparcó su vehículo en un carril bus de la plaza de Callao mientras sacaba dinero de un cajero. Según la versión de los policías tras ser requerida la documentación, la presidenta del PP de Madrid salió huyendo tirando una de las motos de los agentes.

La dirigente popular, cuyo nombre de baraja para encabezar las listas del PP al Ayuntamiento de Madrid, no ha querido pronunciarse sobre su futuro político y cómo afecta este caso a su posible candidatura a la alcaldía.