La Asamblea debatirá si reprueba al concejal de ULEG que llamó «adúltera» a una asesora

387
0
Share:

Carlos Delgado y Ricardo López, concejales de ULEG.

LEGANÉS.  La Asamblea de Madrid, a través de la Comisión de Igualdad, debatirá en las próximas semanas la reprobación del concejal y portavoz de Unión por Leganés (ULEG), Carlos Delgado, después de que este haya sido condenado en un juicio de faltas por llamar «adúltera» en Twitter a una asesora del Gobierno de Leganés.

Según explican desde el Partido Popular, al que pertenece Paz Paniagua, la mujer injuriada por Delgado, la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid «también tomará conocimiento de estos tratos vejatorios y se sumará a la cámara regional en su decisión sobre la conveniencia de que el concejal de ULEG siga representando a los vecinos de Leganés».

La sentencia condenatoria impone al portavoz de ULEG una multa de 60 euros de multa, muy por debajo de los 2.000 euros solicitados por la acusación, que además pedía una indemnización por daño de 3.000 euros y una pena de 30 días de trabajo social para Delgado en alguna institución de mujeres maltratadas.

«A la condena judicial se suma la reprobación política del Pleno municipal, después de que todos los Grupos (PP, PSOE e IU), a excepción de ULEG, hayan solicitado que Carlos Delgado devuelva su acta; y la reprobación social, a través del Consejo Sectorial de Igualdad, compuesta por representantes políticos, sociales y sindicales de Leganés, que se sumó a la petición del Pleno» explican desde el Partido Popular.

Según el PP, «esta no es la primera vez que Delgado utiliza las redes sociales para descalificar personalmente a sus adversarios políticos. En algunos comentarios de Twitter el concejal de ULEG califica al alcalde de Leganés de «nazi«, «energúmeno», «chantajista». Según los populares, ha llegado a decir que «llega borracho a casa delante de su hijo».

La primera teniente de alcalde y concejal de obras, Beatriz Tejero, también ha sufrido los ataques de Delgado quien, en un pleno reciente, llegó a señalar, públicamente, el colegio donde estudian sus dos hijas menores de edad, una caso que la afectada ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

Otros miembros del Gobierno, como el portavoz del Partido Popular, o algunos asesores, también han sufrido los insultos, ataques y descalificaciones del portavoz de ULEG, quien ha llegado a calificar al Gobierno local de una «indigna cohorte de pazguatos, mediocres y ganapanes aquejada de síndrome de Estocolmo y esclava de sus vicios».

Según explican desde el PP de Leganes, no quisieron hacer pública la sentencia, pese a conocerla desde el miércoles, para «no seguir alimentando el circo que quería montar este señor». Sin embargo, fue el propio Delgado quien la pasada semana hizo pública la resolución judicial. «Llegó incluso a mofarse de la sentencia al referirse a la condena como 60 eurillos de multa», se quejan los populares.

«Esta condena judicial respalda las denuncias que, de forma reiterada, ha venido haciendo el Partido Popular sobre el señor Delgado, quien utiliza las redes y su posición en el Pleno para destruir pública y personalmente a sus adversarios políticos», denuncia Jesús Gómez, alcalde de Leganés, que se teme «que esta actitud continúe puesto que lejos de arrepentirse, el señor Delgado intentó justificar sus insultos ante la magistrada».

El caso arrastra des el pasado mes de junio, cuando después de que Paz Paniagua reprochase a Delgado su actitud en la celebración del Corpus, el concejal describió un mensaje a la asesora del Partido Popular en el que le decía: “Paz, como mujer adúltera, deberías taparte un poquito, aunque sea por tus hijas”.