Botella adjudica 100.000 euros ‘a dedo’ para un simulacro de catástrofe

532
0
Share:

MADRID. El Ayuntamiento de Madrid realizó el pasado sábado el simulacro de catástrofe que repite cada año y en el que participan más de 500 efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado. Sin embargo, a pesar de esta previsión anual, el consistorio madrileño adjudicó la producción del evento sólo una semana antes, ‘a dedo’ y por 100.000 euros al Grupo Marva.

Se trata un simulacro que forma parte de las XXI Jornadas Municipales sobre Catástrofes y en el que participaron las Fuerzas Armadas, Policía Municipal y Nacional, Bomberos y servicios sanitarios de emergencias, y 110 vehículos, dos helicópteros y un avión. A pesar de esta previsión (se repite cada año), el concejal del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias, Enrique Núñez, adjudicó sólo 7 días antes el contrato para la «construcción de escenarios» y los servicios «artísticos» y de «pirotecnia» que se realizaron. Para ello, el Ayuntamiento eligió un procedimiento «negociado sin publicidad» que fue adjudicado  Marva SA por un total de 99.987,14 euros.

«El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Subdirección General de SAMUR-Protección Civil, ha organizado un año más esta operación con la que se pretende demostrar a todos los ciudadanos la capacidad y preparación de todos los servicios que intervienen ante un gran siniestro», explican desde el consistorio que dirige Ana Botella, que no acudió al evento, dejando la representación municipal a cargo del concejal de Seguridad Enrique Núñez.

El simulacro duró alrededor de una hora, y tuvo como escenario una carretera de un polígono industrial en un día laborable, con varios coches circulando y otros aparcados en diferentes lugares. Las acciones se repartieron en tres focos.