Botella sella su carrera como alcaldesa liquidando el Plan de Ajuste 8 años antes de lo previsto

377
0
Share:

botella_plan_de_ajusteMADRID. Ocho antes de la fecha prevista para su fin y sólo dos años después de su puesta en marcha, el Ayuntamiento de Madrid ha dejado sin vigencia el Plan de Ajuste previsto hasta 2022. Así lo ha anunciado este jueves la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

«La buena situación económica del Ayuntamiento y el crédito que esa situación merece entre las principales entidades financieras del país nos han permitido refinanciar a finales de este año la totalidad de la deuda existente con Fondo para la Financiación del Pago a Proveedores (FFPP)», ha explicado la regidora. En total, son 992 millones de euros que quedaban pendientes a esa fecha, de los 1.351 a que ascendió la totalidad de los préstamos recibidos de este fondo entre 2012 y 2013.

Estas operaciones de refinanciación suponen un ahorro de 92 millones de euros hasta 2023 en los intereses de la deuda por las buenas condiciones económicas ofrecidas por 8 entidades bancarias, de las 25 consultadas. En el caso de la deuda a tipo variable, -658 millones de euros-, concertada en mayo de 2012, se ha logrado una reducción del margen medio sobre el euribor de más de 262 puntos básicos, pasando de los 385 puntos existentes en la actualidad a 123. En el cuanto a los 334 millones de deuda a tipo fijo concertada en diciembre de 2013, la caída del tipo medio de interés es del 1,41%, pasando del 3,34% al 1,93%.

Ese ahorro se suma al de 88 millones conseguidos por la preamortización de 297 millones de euros derivados del remanente de tesorería para gastos generales de 2013. Es decir, gracias a las operaciones de preamortización y refinanciación, el Gobierno municipal va a ahorrar a los madrileños en los próximos ocho años 180 millones de euros, «una cantidad similar al presupuesto de la ciudad de Getafe», ha explicado Botella para ilustrar el alcance de esta cifra.

La posibilidad legal de refinanciar la deuda con el FFPP ha sido contemplada por primera vez y sólo para este año 2014 por el Real Decreto Ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. El Gobierno de Botella se ha podido acoger a esa medida por la sólida situación financiera alcanzada gracias a la gestión llevada a cabo en estos últimos años.

De este modo, al saldar la totalidad de los préstamos recibidos del FFPP, el Plan de Ajuste 2012-2022 quedará sin vigencia a final de año, ya que su objetivo era asegurar la devolución de dichos préstamos. Pero para que esa pérdida de vigencia sea efectiva, la entidad local debe cumplir con otros requisitos: nivel de deuda pública, estabilidad presupuestaria, regla de gasto y período medio de pago.

El nivel de deuda se cumple, puesto que el Ayuntamiento de Madrid cuenta con un Plan de Reducción de Deuda. «Además -ha detallado Botella- la capacidad de financiación del Ayuntamiento al cierre de 2013 se cifró en 965 millones, cantidad que le hace ser considerada como una administración estable desde el punto de vista de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera».

También se cumple el periodo medio de pago a proveedores, conforme al cálculo del RD 635/2014, así como la regla de gasto. En definitiva, el Ayuntamiento de Madrid cumple con todos los requisitos exigidos.

Han pasado algo más de dos años desde que el Ayuntamiento, al igual que todas las entidades locales (3.869) que concertaron préstamos con el FFPP, aprobara el Plan de Ajuste 2012-2022, que extendía su vigencia a todo el período de amortización de esa deuda.

L