Aguirre pide perdón por confiar en Granados: «Los ciudadanos están hartos»

Share:

MADRID. La presidenta del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre ha pedido perdón este lunes por haber depositado su «confianza» en Francisco Granados, ex secretario general de la formación detenido en el marco de la ‘operación Púnica‘.

Aguirre se ha asegurado que sentía una «profunda vergüenza» por ser ella la responsable de haber dado a Francisco Granados cargos de confianza y haberle nombrado consejero de presidencia de la Comunidad de Madrid. Ha insistido en varias ocasiones que los ciudadanos están «hartos» de la corrupción y sobre todo de los casos que están viendo en estos últimos meses.

También ha pedido perdón a los «militantes»  por haber propuesto a Granados para secretario general del Partido Popular de Madrid. La presidenta de los populares madrileños ha asegurado que no quiere «esconderse tras coletillas» como la de presunción de inocencia o el «habrá que esperar a lo que digan los jueces». Considera que hay indicios claros de un caso de corrupción.

La presidenta sólo ha respondido por su responsabilidad por los nombramientos de Granados, sin valorar la situación de los alcaldes de su partido detenidos hoy en la misma operación. «No les conozco», aseguró, ya que son nombrados por sus comités electorales locales.

Sobre Granado explicó que perdió la confianza en él hace tres años, cuando le ceso de sus cargos en el partido, pero que nunca tuvo la «menor sospecha» de que utilizara sus

unque perdió la confianza en Granados «hace más de tres años», Aguirre ha aseverado que nunca tuvo «la menor sospecha» de que utilizara sus cargos «para enriquecerse personalmente». Si hubiera sido así «lo habría puesto inmediatamente en conocimiento de la justicia». Y recordó que «no le tembló la mano» para cesar a los implicados en el ‘caso Güertel’, por el que también siente vergüenza.

Aun así, Aguirre no se ha aventurado a adelantar acontecimientos sobre la ‘operación Púnica’ «de la que no se nada y tendremos que esperar», añadió.

En quien