Los empresarios se quejan de la «elevada presión fiscal» a la que les somete Ana Botella

475
0
Share:

MADRID. CEIM  ha pedido a alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que el Ayuntamiento «haga un mayor esfuerzo» y reduzca impuestos como el IBI o la plusvalía municipal para aliviar «la «elevada» presión fiscal que actualmente soportan las empresas y ciudadanos de la capital, según han explicado desde la patronal en un comunicado.

La petición se realiza «a la espera de conocer en detalle el contenido de los proyectos de Ordenanzas Fiscales del Ayuntamiento de Madrid para 2015 anunciados recientemente por Ana Botella». Aun así, el fortísimo incremento de los valores catastrales del año 2012 ha propiciado que se dispare la tributación por estos impuestos, a lo que hay que añadir el recargo del 4% que la Administración central estableció en el IBI y que afecta, desde 2012, a un buen número de inmuebles de la capital, explican desde CEIM.

En este sentido, la Confederación Empresarial de Madrid asegura que «resulta paradójico que en el municipio de Madrid se mantenga una tributación tan alta por estos impuestos, mientras que otras administraciones, como la autonómica, hayan bajado los impuestos que gravan la transmisión de inmuebles, ya sea inter vivos o mortis causa».

En relación a las medidas fiscales anunciadas por la alcaldesa de Madrid, los Empresarios de Madrid acogen favorablemente la eliminación de la controvertida tasa de basuras para el próximo año.

Desde la creación de este tributo, CEIM ha reivindicado, en numerosas ocasiones, que la existencia de esta tasa no solamente incrementa la carga fiscal de los madrileños, sino que genera situaciones injustas al abonarse en función de los valores catastrales de los inmuebles, y no en proporción al servicio que realmente recibe el contribuyente.

Asimismo, los Empresarios de Madrid valoran positivamente la rebaja en un 10% de la tributación por el impuesto de circulación, así como el mantenimiento de las bonificaciones por creación de empleo en el IAE y la congelación de los coeficientes de situación que se aplican a este impuesto.

Por último, para CEIM el anuncio de estas medidas es un primer paso en lo que debe ser un nuevo planteamiento de la política tributaria en la ciudad de Madrid, basado en la reducción de impuestos locales después de muchos años de elevación progresiva de la presión fiscal municipal.