La plataforma 15M Valdemoro adelantó en julio el chanchullo con Cofely

Share:

VALDEMORO. La Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD) detectó en Valdemoro un incremento no justificado de la partida dedicada al «alumbrado público» del municipio que el Ayuntamiento contrató con la empresa Cofely, involucrada en el pago de comisiones en el marco de la operación Púnica y por la que fueron detenidos Francisco Granados y el alcalde de la localidad José Carlos Boza.

Para muchos que se preguntan si sirven de algo las llamadas «auditorías ciudadanas de la deuda», aquí podría estar su respuesta. La PACD, nacida tras el movimiento 15M, advirtió en un documento el pasado mes de julio algo que el resto de los españoles conocerían tres meses después: los extraños contratos de Cofely.

Sorprendidos por algunas partidas del presupuesto municipal, llamaban la atención sobre «la externalización» del servicio del alumbrado de la localidad. Los autores del informe hacían una referencia a un boletín municipal en el que el alcalde, José Carlos Boza aseguraba que al realizar el cambio en el alumbrado público  y de edificios públicos, el Ayuntamiento se ahorraría un 50%.  «Aplicando descuento directo a gasto en energía del año anterior 1.950.713,44 (se reducirá solo el 25% al comenzar la medida a mediados de año) nos dará un resultado de 1.463.035,08 € en gasto energético para el año 2014», explica PACD Valdemoro. «No se entiende pues que la partida presupuestaria para este concepto ascienda a 2.604.335,94€, a no ser que desee crear un suculento beneficio a la empresa privada Cofely», sentencia su informe.

La plataforma se adelantaba así en sus sospechas al escándalo que se produciría sólo 3 meses cuando el ex secretario general del PP, Francisco Granados, el alcalde de Valdemoro y varios responsables de la multinacional era detenidos en el marco de la operación Púnica. La presunta trama de comisiones se extendería a otros municipios madrileños y a otras provincias.

El informe de la PACD Valdemoro  se enmarca dentro de unos presupuestos municipales realizados por la plataforma para demostrar que es es posible «promover una economía al servicio de los ciudadanos de Valdemoro y no en favor de intereses ilegítimos de deudas al servicio de la banca y de empresas multinacionales que expolian los recursos de nuestro pueblo», explicaban desde la organización.

El día 10 de julio de 2014, el Ayuntamiento de Valdemoro aprobó sus presupuestos de 2014 durante un pleno extraordinario, en el que, a diferencia de los ordinarios, solo pueden participar las fuerzas políticas con representación. Por ello, en el siguiente pleno del Ayuntamiento de Valdemoro, varios miembros de PACD intentaron trasladar al equipo de Gobierno  sus «inquietudes al respecto». «Al preguntar por la deuda real del Ayuntamiento, elAlcalde dio por finalizada la sesión de malas formas retando a que realizáramos unos presupuestos», explicaban desde la plataforma. Y así lo hicieron.