Púnica Móstoles: contrató a Cofely por 72 millones pero le pone una sanción de 60.000 euros

Share:

Alejandro Utrilla y Daniel Ortiz.

MÓSTOLES. El Ayuntamiento de Móstoles, cuyo concejal de Medio Ambiente fue detenido en el marco de la operación Púnica por un presunto contrato irregular con Cofely, ha anunciado este jueves que pondrá una sanción de 60.000 euros a esta sociedad por dejar a varios centros educativos sin calefacción durante 24 horas.

«Al no resolver estas incidencias en el plazo recogido contractualmente, procedemos a aplicar las penalidades incluidas en el contrato administrativo mixto de suministro-servicios para la prestación  del servicio energético y mantenimiento integral con garantía total de  edificios municipales y centros educativo», argumenta el Gobierno local en un comunicado.

Explican, además, que los servicios municipales están trabajando para el restablecimiento de calefacción en los centros educativos lo antes posible. Según el informe técnico emitido por los servicios municipales, Cofely  «no está cumpliendo en su totalidad los Pliegos de Condiciones objeto de este Concurso», por no intervenir inmediatamente tras la denuncia o conocimiento de una situación que exija una actuación «denominadas como avisos críticos y/o avisos urgentes».

Aseguran que hay un «mal estado de conservación y mantenimiento de las instalaciones, equipos o elementos de los Edificios Municipales o centros educativos, así como el incumplimiento de los parámetros de confort o incumplimiento de normativa». A esto se suma una «desobediencia a las órdenes del Ayuntamiento de Móstoles relativas a la norma y régimen de los servicios en general a las normas que regularán la prestación de los mismos».

A finales de semana expira el plazo dado a Cofely por la Junta Local para que presente las alegaciones, documentos y justificaciones que estime pertinentes para garantizar la correcta ejecución de las prestaciones contratadas.

El pasado día 28 de octubre, la Junta de Gobierno acordó, ante las informaciones aparecidas en los medios de comunicación en referencia a la mercantil Cofely España SAU, iniciar diligencias encaminadas a garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales asumidas por esta mercantil a través de este contrato.

Los hechos se producen sólo 10 días después de que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil interviniese en el ayuntamiento que dirige Daniel Ortiz (PP) y arrestara a uno de sus concejales, Alejandro Utrilla Palombi, en el marco de las investigaciones de la operación Púnica, por su presunta implicación en la trama corrupta de cobro de comisiones en un contrato de 72 millones de euros firmado entre el Gobierno de Ortiz y la sociedad Cofely .

Según el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, «de la investigación se deduce que la adjudicación de ese importante contrato se debió a la concurrencia de Cofely al procedimiento de licitación en una situación de ventaja frente a otros». El magistrado señala también que la adjudicación fue «fruto de acuerdos previos que suponen una importante vulneración de los principios generales de la contratación pública, estando previamente determinado el resultado final que debía producirse».