Tomás Gómez propone ‘capturar viviendas’ para evitar desahucios aunque «se cabreen» los bancos

Share:
tomas gomez

Tomas_GomezCOMUNIDAD DE MADRID. El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, ha propuesto este domingo que si los socialistas gobiernan la próxima legislatura, la Comunidad de Madrid «capturará» las viviendas que vayan a ser desahuciadas «para que siga viviendo la persona que estaba» en ella, aunque «se cabreen» los bancos.

En la Asamblea abierta celebrada hoy en el distrito de Vallecas junto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, Tomás Gómez señaló que los socialistas llevan esta importante propuesta en su programa de Gobierno para el mes de mayo para los casos en que un banco quiera desahuciar a alguien y añadió que aunque «si se van a cabrear los bancos, que se cabreen porque antes son las personas que los bancos».

«La gente tiene derecho a una vivienda y eso significa que el Gobierno tiene la obligación de garantizar que a nadie le falte una vivienda», explicó el candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Por eso aseguró que lo que ha pasado con Carmen, la octogenaria desahuciada hace unos días de su vivienda en Vallecas, no puede volver a pasar.

«Estamos cansados de protestar y lo que queremos ya es arreglar las cosas. Así es que todos juntos, con Pedro en La Moncloa y si queréis conmigo en la Puerta del Sol, vamos a conseguirlo», afirmó el dirigente socialista, que destacó el trabajo de la asociación Los Pinos de San Agustín de Vallecas, organizados para defender sus derechos tras ser engañados por el Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid, que no les da las ayudas comprometidas para la rehabilitación de sus viviendas.

Esta es la historia de «un engaño» que ha tenido muchas consecuencias «muy graves», explicó Tomás Gómez. El Gobierno del PP dijo a estos vecinos que les pagarían el 60% del valor de rehabilitación de sus casas, casas humildes de gente trabajadora que se hicieron en los años 50-60 y que hacía falta arreglar. Les pidieron que adelantaran el dinero y lo hicieron, pero la Comunidad y el Estado les han dejado colgados y han tenido que hipotecar sus casas, con casos extremos porque algunos no han podido poner la calefacción en invierno por pagar el crédito.

También hay 7.000 familias en la Comunidad de Madrid que no han percibido las ayudas comprometidas por el Gobierno para la instalación de ascensor y hace años se les prometió una subvención de hasta 50.000 euros. Después lo han cambiado y sólo el que es muy afortunado recibe 15.000.

Los socialistas han presentado en la Asamblea de Madrid una enmienda a los presupuestos de 2015 con una plan especial de 50 millones para pagar las ayudas de rehabilitación y además volverán a pedir que justifique dónde está el dinero que la Comunidad recibió del Estado y que no ha llegado a los vecinos.

También el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha pronunciado en este sentido y ha planteado una ambiciosa propuesta: un Plan específico para la Rehabilitación y la Eficiencia Energética en toda España. Un Plan, explicó, de 4.900 millones de euros durante los próximos 10 años, financiado al 50% por el Estado y 50% el Instituto de Crédito Oficial. Con eso se rehabilitarían al año unas 200.000 viviendas y no sólo se mejorarían viviendas sino que se reactivaría empleo en el sector de la construcción residencial.

Los asistentes a esta Asamblea han puesto de manifiesto que además de las ayudas de rehabilitación en la Comunidad que nunca llegan hay otros problemas muy graves, como la venta a fondos buitre de pisos del IVIMA, una empresa pública que hizo viviendas con el dinero de todos y que ahora está regalando a especuladores. A las personas que viven en estos pisos les piden hasta 140.000 euros, cuando a los especuladores se lo venden por sólo 60.000, lo que a juicio de Tomás Gómez significa que el IVIMA ha dejado tener la función social con la que nació y se ha convertido en «una máquina de hacer caja».

Por eso, el líder del PSM destacó que piensa recuperar la función original de esta institución y anunció otras políticas que en esta materia desarrollarán los socialistas desde mayo de 2015, como es la creación de un parque de vivienda pública en la Comunidad con el objetivo prioritario de los jóvenes, los mayores, y los colectivos más golpeados por la crisis, partiendo de que “la vivienda no es un bien de mercado, sino un derecho fundamental y el Gobierno tiene obligación a garantizarla”.