Botella destina 154.000€ a un programa informático que no funciona tras 10M de inversión

botella_plan_de_ajuste

botella_plan_de_ajusteMADRID. El Gobierno municipal de Ana Botella destinará en 2015 otros 154.000 euros al programa de gestión tributaria de Informática del Ayuntamiento de Madrid que todavía no funciona y para en el que se han invertido cerca de 10 millones de euros en los últimos 7 años.

Esta herramienta, destinada a unificar todos los ingresos municipales, fue anunciada en 2006 por el entonces alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, que hizo el encargo al organismo autónomo Informática del Ayuntamiento de Madrid. Tras el paso de dos empresas subcontratadas, fue finalmente Indra la encargada de ponerla en marcha, aunque hasta el momento no ha visto la luz.

El candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha sacado este lunes a relucir este y otros contratos realizados desde las empresas públicas y organismos autónomos del consistorio madrileño, para los que ha anunciado  “auditorías completas” que se realizarán durante la próxima legislatura.

“Si se cumplen los pronósticos y el PSOE gobierna la capital se pondrá en marcha un programa para auditar todas las empresas públicas y organismos autónomos para conocer a fondo su situación financiera real”, explica Carmona, que considera “absolutamente incomprensible” qué el PP haya consentido esta situación.

El aspirante a la Alcaldía cree que las empresas públicas de Madrid y los organismos autónomos “adolecen de una completa falta de orientación estratégica, sus actividades y estructura son, en algunos casos, productos de fusiones y amalgamas de entidades existentes anteriormente y carentes de lógica y coherencia interna”. En función de los resultados de estas auditorías -que serán financieras y de actividad- desde su futuro gobierno realizaría los “cambios estratégicos precisos para garantizar que estas empresas cumplen con el cometido para el que fueron creadas”. “El mismo desorden, la misma falta de criterio que ha caracterizado al gobierno del PP en la gestión municipal ha lastrado también el funcionamiento y estructura de las empresas y públicas y organismos autónomos municipales”, asegura Carmona.

En su conjunto, los cinco organismos autónomos (Agencia para el Empleo de Madrid, Informática del Ayuntamiento de Madrid, Agencia Tributaria de Madrid, Madrid Salud y la Agencia de Actividades)  y las tres empresas públicas (EMT, EMVS y Madrid Destino Cultura, Turismo y Negocio) gestionan un presupuesto de cerca de 1.000 millones de euros anuales y una plantilla conjunta de algo más de 12.000 personas.

La Agencia  para el Empleo, que ha protagonizado algunos sonoros escándalos, que provocaron incluso el cese de su gerente, es para Carmona otro ejemplo del desgobierno de estos organismos. Su plantilla, configurada por 883 trabajadores, el 98% de los cuales es personal laboral, cuenta con más de 30 categorías laborales diferentes, lo que es fiel reflejo del absoluto caos en que desarrolla su actividad.

Igualmente, el socialista considera que Madrid Salud debe ser sometida a una auditoría estratégica, ya que, según lo dispuesto en la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, en un plazo máximo de 5 años deben reubicarse en la Comunidad de Madrid, una transición que debe ser cuidadosamente planificada para defender los intereses tanto de los trabajadores del servicio, como de los madrileños en general.

Finalmente, la Agencia de Actividades (antigua AGLA) es el resultado “de un proyecto completamente ineficiente. Creemos que las competencias de este organismo autónomo deben retornar a las Juntas de Distrito, para apoyar una decidida voluntad de descentralización de la gestión municipal, uno de los ejes principales de nuestra propuesta política para el Ayuntamiento”, ha señalado Carmona.

En cuanto a las empresas mercantiles, Carmona se ha referido a la EMT, de la que ha afirmado que es “una empresa estratégica para nuestra corporación, a la que el PP está llevando a la ruina con su pésima gestión. Nosotros apostaremos decididamente por el transporte público con nuestra llegada al gobierno local, y dotaremos a la EMT de los recursos económicos, técnicos y humanos para desempeñar un papel clave en la nueva movilidad de la Villa”.

El candidato también ha criticado la fusión de la EMT con Madrid Movilidad, algo que “no tiene ningún sentido, es un cajón de sastre que no ayudará en nada a solventar la situación de la empresa de autobuses. Al contrario, creará más confusión y desorden”.

“La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) es otro ejemplo perfecto de lo necesarias que son las auditorias, en este caso tanto contables como de operación. El desmantelamiento del parque de viviendas sociales se va a terminar a partir de mayo. Apostaremos por revitalizar la EMVS, garantizando que cumplirá la función para la que fue concebida: gestionar un amplio parque de vivienda pública que nos permita cumplir otro de los objetivos de nuestro proyecto: ‘Madrid Desahucios 0’. No tiene sentido que muchas personas pierdan su casa y no tengan un lugar donde refugiarse cuando la ciudad cuenta con 40.000 viviendas vacías en manos de los bancos”, ha remachado Carmona.

Finalmente, Madrid Destino, Cultura, Ocio y Negocio es “un ente de aluvión, formado en un proceso de sucesivas fusiones que debe ser reorientado. Necesitamos una potente herramienta para la promoción turística de Madrid, pero para ello es preciso que Madrid Destino clarifique su actual estructura, sus objetivos. La auditoria que proyectamos realizar en esta entidad nos dará las claves para mejorar su funcionamiento”, ha aseverado Carmona.