ULEG acusa al Gobierno regional de dejar escapar 2.500M€ para la rehabilitación de viviendas

Carlos Delgado, portavoz de ULEG.

Carlos Delgado, portavoz de ULEG.


Carlos Delgado, portavoz de ULEG.

Carlos Delgado, portavoz de ULEG.

LEGANÉS. ULEG denuncia la “inexplicable política” de la Comunidad de Madrid que ha decidido no suscribir el convenio con el Ministerio de Fomento del Plan de Vivienda 2013-2016, una decisión que supondrá que los casi 6,5 millones de habitantes de la región no puedan acogerse a las políticas de fomento del alquiler, rehabilitación de viviendas o rehabilitación de barrios, con una dotación de más de 2.500 millones de euros para todo el territorio español.

Se da la circunstancia añadida de que La Comunidad de Madrid aún tiene muchas ayudas pendientes de abonar por la instalación de ascensores, algunas desde el 2007. Además, con carácter retroactivo, en 2012 redujo el importe de las ayudas desde los 50.000 € iniciales hasta los 15.000 €. “Parece pues que la  Comunidad de Madrid es una muy mala pagadora y gestora del dinero y solo busca excusas para no firmar el acuerdo con Fomento”, señalan desde ULEG.

“Lo que toca ahora no es más ladrillazo, sino rehabilitar para que las personas con menos recursos tengan unas viviendas dignas sin tener que irse del barrio de toda la vida”, explica Carlos Delgado, portavoz y candidato a la Alcaldía de Leganés. En el ámbito municipal, su partido ha propuesto, en reiteradas ocasiones, la creación de una partida de 1 millón de euros para que se subvencione parte de la instalación de ascensores, rampas, el cambio de duchas o rehabilitación de fachadas y así irá en su programa para las próximas elecciones de mayo.

“Con los problemas de financiación que tienen las comunidades autónomas no se entiende cómo se dejan escapar todos esos millones que, según la Ministra de Fomento, beneficiarán la rehabilitación de 50.000 viviendas, 200.000 alquileres, la subsidiación de 230.000 hipotecas y que podrá crear hasta 36.000 puestos de trabajo en 3 años.  Esto si es una verdadera política social y de empleo que incide en las personas”, concluyó Delgado.