Iñigo Errejón, profesor honorario de la universidad que galardonó a Chávez, Maduro, Castro…

1062
1
Share:

MADRID. El responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, ha sido nombrado profesor honorario por la Universidad Nacional de Lanús, en Argentina, una institución que nombró doctor honoris causa a mandatarios internacionales como Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Fidel Castro, Luiz Inacio Lula da Silva, Evo Morales y al exjuez español Baltasar Garzón.

Errejón ha recibido esta distinción de manos de Ana Jaramillo rectora de esta institución académica que se encuentra dentro del conurbano bonaerense y cuenta con más de 15.000 alumnos.El mandatario de Podemos asegura estar “muy orgulloso” de recibir esta distinción por parte de una institución académica argentina, y recordó su experiencia intelectual en el continente latinoamericano que describió como “muy fértil”, ya que aprendió “que la política no tiene que ser la gestión de los recursos como la ampliación del campo de lo posible”. No obstante, añadió que esta experiencia no significó “un calco, un lugar donde copiar, sino un gran repertorio de ideas y experiencias intelectuales y políticas”.

Jaramillo destacó el carácter riguroso de la trayectoria académica del recién nombrado profesor honorario sin que por eso perdieran su compromiso con otra forma de entender el mundo y la política.

Errejón, como parte de esta distinción, ofreció una clase magistral ante más de 200 alumnos reunidos para presenciarla, en la que habló de sistemas políticos y cambio social poniendo como estudio de caso el español y contestó a las preguntas de los estudiantes reunidos en el campus de la Universidad de Lanús.

La Universidad de Lanús ha sido criticada por la oposición venezolana por ser el destino de multitud de becas ofrecidas por el Gobierno de Nicolás Maduro para estudiantes con tendencias chavistas.

En 2014, la Universidad de Lanús condecoró con el título de doctor honoris causa al ex dictador cubano Fidel Castro. La resolución que establecía la designación del líder cubano, enfatiza que «tras el triunfo de la Revolución en 1959 (que derrocara al dictador Fulgencio Batista), se pusieron en marcha una serie de reformas tendientes a asegurar el bienestar de una población pauperizada tales como: la reforma agraria, la reforma urbana, la campaña de alfabetización y de grandes transformaciones que abrieron el camino para que las mayorías accedieran a la educación, la salud, el empleo, la vivienda y el conjunto de los derechos sociales, tal como Castro, había esbozado en su alegato».