Ex altos cargos de Aguirre se beneficiaron de créditos blandos de la Comunidad de Madrid

aguirre_créditos_blandos

aguirre_créditos_blandosCOMUNIDAD DE MADRID. Una asociación presidida por el ex consejero de Sanidad, Manuel Lamela, y dos empresas del ex director general del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel, fueron adjudicatarias de tres créditos blandos –con ventajas especiales- para financiar proyectos de innovación, otorgados por el antiguo Ministerio de Ciencia y Tecnología pero administrados desde la Comunidad de Madrid durante el Gobierno de Esperanza Aguirre, según la documentación a la que ha tenido acceso politicalocal.es.

El dinero para financiar estos proyectos llegó a la Comunidad de Madrid fruto de un convenio firmado el 27 de octubre de 2010 entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Precisamente ese año se disolvió el Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE) –organismo público que tendría que haber seleccionado los proyectos- y se creó la asociación Madrid Network, en la que la Comunidad de Madrid tiene una participación mayoritaria, con un nulo control administrativo y que, gracias a otro acuerdo, fue la encargada de elegir los proyectos y las empresas objetos de financiación.

En esas fechas el presidente de Madrid Network era Aurelio García de Sola, familiar político del marido de la presidenta regional, que durante años había ejercido como gerente del IMADE.

Entre las ventajas de estos créditos, según el convenio firmado entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, se encontraba su tipo de interés, del 1,23%, varios puntos por debajo del precio de mercado, y una carencia de cinco años antes comenzar a devolver el dinero.

Lamela y el negocio sanitario

Entre los elegidos para recibir financiación de los proyectos se encuentran dos sociedades y una asociación vinculadas a antiguos altos cargos del Gobierno de Esperanza Aguirre. Entre las tres se adjudicaron créditos por un total de 9,87 millones de euros, el 12% del total del dinero asignado por el Ministerio a la Comunidad de Madrid. Dinero público al que solo pudieron acceder aquellas empresas que se encontraban dentro de la red Madrid Network y cuyo proceso de selección fue controlado directamente por este organismo y supervisado por el ejecutivo de Esperanza Aguirre.

En total, el organismo Madrid Network adjudicó a la Asociación Madrid Centro Médico, presidida por el ex consejero de Sanidad del Gobierno de Aguirre, Manuel Lamela, 1.309.000 euros para financiar el proyecto Madrid Medical Destination, relacionado con su antigua actividad política. El importe estaba dividido en tres entregas anuales, entre 2011 y 2013. Sin embargo, el contrato se resolvió en 2012, según consta en la documentación consultada por este diario.

En el caso de Ildefonso de Miguel, ex gerente del Canal de Isabel II y hombre extrema confianza de Aguirre, una de las sociedades participadas por él, Safeview SL, resultó adjudicataria de un crédito de 4.870.000 euros para el proyecto Enitma, relacionado con la implantación de redes digitales en el municipio de Getafe. Pero esta no sería la única empresa relacionada con este ex alto cargo regional agraciada en la selección de proyectos realizada por Madrid Network.

Servicios Aeronáuticos de Control y Navegación SL (SAERCO), también participada por De Miguel resultó adjudicataria de otra de estas ayudas por un importe total de 3.141.600 euros, para el desarrollo del proyecto Towerless, que pretendía la creación de sistemas de control aéreo de manera remota.

Como en todos los casos, el importe estaba dividido en tres anualidades. Pero sólo se efectuó el primero de los pagos. De hecho, actualmente Saerco mantiene un litigio en los tribunales con Madrid Network en el que este organismo reclama a la sociedad de De Miguel 1,25 millones de euros correspondientes al primer pago de las ayudas mientras que este pide a la asociación daños y perjuicios por los desembolsos no efectuados.

Interés y pago adicional

En conversaciones mantenidas con Ildefonso de Miguel, el ex director general del Canal de Isabel II pone en duda las “ventajas” de la financiación de estos créditos. Asegura que al interés del 1,23% habría que sumarle casi un 3% más que imponían desde Madrid Network. Explica que, además que del total del importe, la asociación presidida por Aurelio García de Sola cobraba un 6% del importe total concedido.

Fuentes conocedoras del convenio, no ponen en duda las palabras de De Miguel, pero aseguran que estos otros intereses de los que habla no estarían recogidos en las condiciones suscritas entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“Cualquier interés ajeno al convenio u otro tipo de requerimiento monetario a las empresas es ajeno al acuerdo firmado con el Ministerio de Ciencia y Tecnología”, explica Jesús Dionisio, diputado socialista en la Asamblea de Madrid. “Si Madrid Network ha cobrado un interés extra o un porcentaje por la gestión de este dinero público, el Gobierno del PP tiene que dar explicaciones sobre su destino final”, añade el parlamentario del PSOE.

Desde hace años, el Grupo Socialista –asegura Jesús Dionisio- ha denunciado la opacidad de la financiación de Madrid Network, favorecida por el escaso control que ejerce la Comunidad de Madrid sobre esta asociación, que desde su creación gestiona dinero público regional.

De hecho, el convenio suscrito para gestionar los 80 millones del IMADE tendría que haber sido supervisado y controlado por la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid. Y precisamente una de las consejeras del organismo fiscalizador, Concepción Ruano, está casada con Ildefonso de Miguel y es apoderada de una de las empresas que tienen participación accionarial en Saerco.