Navalcarnero: Aguirre sí conocía las imputaciones penales de Batasar Santos

Share:

Baltasar Santos junto a Esperanza Aguirre.

Baltasar Santos junto a Esperanza Aguirre.

NAVALCARNERO. La polémica en torno al nombramiento y destitución relámpago de Baltasar Santos como candidato por Navalcarnero abre un nuevo capitulo de la oscura dirección de Esperanza Aguirre al frente del PP de Madrid. A diferencia de lo que reza la versión oficia, la lideresa popular sí conocía las imputaciones penales del actual alcalde antes de que tomara la decisión de revalidarle, según han confirmado a politicalocal.es fuentes cercanas a la dirección.

Aguirre telefoneó personalmente a Santos el jueves 9 de abril para anunciarle que sería el candidato. Pero sólo dos días después, la presidenta regional del PP cambió de idea. Envió a la localidad al vicesecretario general, Bartolomé González, como emisario para comunicar al alcalde que la presidenta había cambiado de idea. La fiesta había durado menos de 48 horas.

La lideresa justificó su marcha atrás. Aseguraba que Santos «había mentido». Según la versión oficial lanzada el sábado desde Génova, el regidor habría ocultado sus imputaciones alegando que se trataban de bulos lanzados desde la oposición. Sin embargo, Aguirre conocía hasta el último detalle de los procedimientos penales en los que está inmerso Baltasar Santos, según han explicado a politicalocal.es personas cercanas a la dirección regional.

De hecho, los procedimientos judiciales han estado durante meses sobre la mesa durante las negociaciones del Comité Electoral Regional en su intento de frenar la candidatura de Baltasar Santos. Y esas fueron las razones por las que Génova retrasó hasta prácticamente la última semana su nombramiento de su candidato. Y si Aguirre manejaba ya las imputaciones, ¿por qué le nombra candidato?

Las presiones del regidor de hicieron que la presidenta regional meditase durante semanas su decisión. Por un lado por la posibilidad de que se produjera una ruptura en el partido y por otro porque el regidor «llegó a amenazar con tirar de la manta y desvelar alguna de las operaciones urbanísticas de Navalcarnero», según explican fuentes municipales. Se refiere a la venta de la Dehesa, el mayor activo de suelo de la zona, en el que participaron constructoras y arquitectos de cabecera del PP.

Santos amenazó con presentarse sí o sí a través de un partido independiente y llevarse con él a las cabezas más visibles del PP en la localidad. De hecho, fuentes cercanas al PP aseguran que se llevó de la sede las fichas de afiliados y comenzó una ronda telefónica en busca de apoyos.

En varias ocasiones llegó a reunir a su séquito de concejales para comprobar también su fidelidad y cribar a aquellos que dieran un paso al frente para situarse cerca del regional. Y comprobó como dos de sus hasta ahora fieles, los concejales Manuel de Pablos y Cristina López, se habían situado del lado de Génova. El runrún de que Santos presente un partido independiente ha vuelto a sonar en los pasillos de la casa consistorial.

Aguirre no era partidaria de su nombramiento, aseguran fuentes no oficiales de Génova 13. Unos días antes de Semana Santa, el secretario de Política Territorial del PP, Borja Sarasola, tiró de agenda y llamó a alguno de los concejales populares en Navalcarnero. Aseguraba que tras las fiestas se comunicaría a Santos que el partido prescindiría de él como candidato. Fue entonces cuando se intensificaron las presiones por ambas partes. Pero en sólo unos días todo dio un giro de 180 grados. El jueves por la noche, Aguirre se plegaba a Santos y le confirmaba como candidato. Eso sí, exigía que una ‘paracaidista’ de Madrid fuera de número 2. Por lo que pudiera pasar.

Se trata de Esther Platero, una joven sin experiencia en gestión y ajena a la política de Navalcarnero, que aterriza en el municipio después de unos años en el amplio grupo de asesores del Ayuntamiento de Madrid y, más en concreto, en el Distrito de Carabanchel. A pesar de su juventud, Platero llenó de méritos su carrera gracias a su cercanía a Ángel Carromero y a su paso por la Junta Directiva de Nuevas Generaciones del PP en la región con Pablo Casado. Desde el PP no descartan que ahora encabece la candidatura.