Debate sobre la tragedia de Germanwings: ‘no fue fruto de la enfermedad mental del copiloto’

Equipo de Escaleras de la Dependencia.

Equipo de Escaleras de la Dependencia.


Equipo de Escaleras de la Dependencia.

MADRID. La tragedia del avión de Germanwings, estrellado intencionadamente en los Alpes, ha vuelto a desatar la polémica entre los profesionales de la salud mental y quienes sufren alguna de estas patología. En esta ocasión, el anfitrión ha vuelto a ser el programa Escaleras de la Dependencia (Libertad FM), donde psiquiatras, pacientes y familiares han debatido sobre la noticia y el trato recibido desde los medios de comunicación.

Nestor Szerman, Jefe de Servicio de Salud Mental Retiro en el Hospital Gregorio Marañón y Presidente de la Asociación Española de Patología Dual (SEDP), asegura que el caso del copiloto del avión estrellado en los Alpes es el típico ejemplo de una persona que, con independencia de alguna enfermedad mental, “sabía perfectamente distinguir el bien del mal. Si eligió el mal, no fue por su enfermedad. Hay en nuestra sociedad personas malvadas con las que convivimos diariamente; las podemos encontrar en todas las religiones, en todos los oficios, en todas las naciones, países y ciudades”, asegura el psiquiatra.

Szerman considera que el término de patología dual no explica mucho. Hace referencia simplemente a una persona con un problema de salud mental (cualquiera que sea el diagnóstico), añadido a una adicción. El próximo fin de semana se reúnen en Barcelona más de 2000 expertos en el IV Congreso Mundial de Patología Dual  para tratar este problema de la enfermedad y la adicción sumadas. El Presidente de SEDP quiso dejar dos cosas claras. “El objetivo del Congreso es estudiar los planes elaborados para evitar la duplicidad de problemas, los resultados obtenidos. y todo ello con un claro objetivo, luchar contra el estigma que persigue a las personas que caen en esa temida Patología Dual. “Si la enfermedad mental no se elige, ni se busca, las adicciones tampoco. Son ellas las que te eligen a ti”, asegura Szerman.

“Entre todas las personas que habitamos el planeta hay siempre dos miedos básicos, aunque por su graduación no acaben convirtiéndose en fobias: el miedo a la muerte y el miedo a la locura. Sólo cabe esperar que nuestro frágil cerebro no termine dejándose dominar por ninguna de ellas”, explicaba este psiquiatra durante el programa.

Tomi, locutor de la emisora ‘Qué locura de radio‘, conducida por personas con algún tipo de patología mental, apareció en las ondas para negar haberse sentido representado por el tratamiento con que los medios de comunicación han tenido con el triste accidente del avión y la culpabilidad representada en el copiloto, que, por momentos, parecía referirse y extenderse a todas las personas con alguna enfermedad mental.

El periodista Pedro Simón, de El Mundo, intervino para aclarar que “en las redes sociales se difunden muchos rumores y se vierten muchos datos sin contrastar”. Por eso, un profesional debe ser riguroso y respetuoso consigo mismo y con sus lectores.

Simón explicó que tuvo un antecedente familiar en la enfermedad mental. Reclamó “más y mejor atención a las personas con enfermedad mental y también a sus familias que con ellos conviven y se merecen por ello el mayor de los reconocimientos”. En este sentido apuntó el diseño de campañas desde la Administración y la exigencia a los periodistas de tratar con rigor y con empatía todas esas noticias.

Carrera en silla de ruedas

Pero el programa de Escaleras de la Dependencia trató también otros temas de especial importancia, como la afición por el deporte y por organizar eventos deportivos en pro del reconocimiento de las personas con discapacidad. Antonio Castilla, locutor del programa La Barandilla Deportiva y que utiliza silla de ruedas, nos contó cómo está organizando para el próximo 13 de junio la X Carrera en Silla de Ruedas en el entorno del estadio de fútbol del Rayo Vallecano.

Participarán personas que necesitan de su silla de ruedas para desplazarse, tanto en la modalidad de eléctricas como manuales, entre ellos algunos políticos, pero se va a promover que otros que no la necesitan habitualmente, ese día vengan a probar la dificultad que ello encierra, utilizando ellos mismos unas sillas de ruedas que estará a su disposición. Además, porque la integración es el objetivo final del deporte y de esta carrera en particular, por primera vez en España los ayudantes para toda la organización y la infraestructura precisa estará formada en su inmensa mayoría por personas con enfermedad mental, pero que son capaces, “claro que sí” de ayudar en un evento tan importante.

Por Agustín Morales