El Gobierno cede a las presiones y paraliza la privatización del Registro Civil

432
0
Share:

rafael_cataláMADRID. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha decidido posponer la privatización del Registro Civil, prevista para el próximo 15 de julio, fecha en la que pasaría a ser gestionado por los registradores mercantiles y de la propiedad.

Ante las duras críticas suscitadas este último año por la decisión de privatizar, Catalá ha decidido retrasar la puesta en marcha de esta medida y estudiar el proceso de privatización, según explica el sindicato CSI-F, cuyos representantes han sido convocados a una reunión en el Ministerio que tendrá lugar el próximo martes.

Según las informaciones que ha recabado este sindicato, mayoritario en la Justicia, a través de los diferentes contactos con las partes implicadas en la negociación, el Ministerio habría adoptado la decisión de posponer la privatización del Registro Civil y su cesión a los registradores. «La semana pasada, desde el propio ;inisterio se nos adelantó que el Gobierno está dispuesto a negociar todo, incluido el modelo de Registro Civil sin sujeción a plazo alguno y por tanto a revisar el proyecto de privatización», explican desde CSI-F.

El propio Ministro de Justicia reconoció a CSIF en una reunión bilateral que aún no había una decisión definitiva y manifestó su interés por la alternativa propuesta por el sindicato sobre la base de un Registro Civil público gestionado por funcionarios de Justicia.

«Esta decisión de frenar la privatización es coherente por tanto con la oferta de diálogo que viene ofreciendo el Ministro de Justicia en las últimas fechas tanto a sindicatos como a partidos políticos para acordar un modelo de Registro Civil», celebran desde CSI-F.

La duda que mantienen es si se trata de una medida electoralista o si realmente Catalá «va a reforzar el carácter público del registro». Es decir, si estamos ante una simple prórroga de la entrada en vigor de la reforma sin abandonar el proyecto o ante la retirada del modelo de Registro civil con Registradores de la Propiedad. Desde el sindicato llaman a la «prudencia» y aseguran que «mantienen las espadas en alto» hasta conocer el detalle de la decisión.

De confirmarse el paso para atrás del Gobierno, supondría un éxito de las movilizaciones protagonizadas por los trabajadores del Registro Civil a lo largo de los últimos dos años.