El sindicato policial CEP se financia con un entramado inmobiliario desde hace más de una década

3438
0
Share:

cep1MADRID. La Confederación Española de Policía (CEP), el segundo sindicato por número de afiliados, se financia desde 2004 con la venta de promociones inmobiliarias, según un contrato al que ha tenido acceso politicalocal.es. Alguna de ellas han dejado empantanadas a varias decenas de familias vinculadas al cuerpo policial, que han pagado su entrada y esperan desde hace años que se finalicen las obras.

Así lo ha puesto también de manifiesto la Unión Federal de Policía (UFP), otro de los sindicatos policiales, en una extensa circular enviada a sus afiliados en la que asegura que ha puesto sus servicios jurídicos a disposición de los » engañados» por el entramado empresarial inmobiliario de la CEP.

Politicalocal.es ha tenido acceso al contrato de exclusividad firmado en 2004 entre el sindicato y la promotora de viviendas TOC, según la cual esta sociedad abonaría a la CEP 145.000 euros anuales fijos en concepto de publicidad de sus viviendas en revistas y páginas webs y un variable de 4.800 euros y 3.000 euros por cada chalet adosado o piso vendidos a los afiliados al amparo de dicho convenio. Este es el punto de partida de una relación comercial-empresarial entre la CEP y Carlos Valdes, el promotor inmobiliario que se esconde tras la venta de viviendas para policías.

Según este contrato, TOC  realiza una oferta al CEP y el Comité Ejecutivo Nacional del sindicato la valora. En caso de que sea positiva, la organización pone en marcha toda su maquinaria para poner la promoción en conocimiento de sus afiliados. Y en caso de rechazarla, la promotora la pondría a la venta al publico general. Además, según el acuerdo firmado entre ambos, el sindicato habría cedido a TOC la exclusividad de promoción de viviendas sobre cualquier terreno al que hubiera tenido acceso.

En total, TOC se comprometía a presentar al Comité Ejecutivo del CEP  cuatro promociones al año e incluiría los muebles de cocina para los afiliados, además de un descuento que podría alcanzar el 30% del PVP.

Para los representantes de UFP este documento es una muestra de como su rival sindical, el CEP, ha participado en un tejido empresarial que ha servido para financiar las labores de promoción sindical desde hace más de una década. .

Según desarrolla UFP en una circular, el entramado empresarial TOC para la construcción de viviendas para policías, se traspasó a  posteriormente a otras tres sociedades, TRABUGA, UCASA, y CEPADI, «todas ellas con dos nexos en común, la CEP y José Luis Oyuela García, miembro del comité nacional de la Confederación Española de Policía», explican en su circular.

Desde 2003,  Oyuela se encarga de instar a los responsables de comités regionales y provinciales de CEP (donde algunos de ellos formaron sociedades particulares para la promoción de promociones posteriores), para que busquen terrenos y hagan gestiones para poder desarrollar proyectos inmobiliarios en la mayor parte de las provincias y con unos clientes específicos, los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

cep1Alguna de estas promociones se pusieron en marcha, aunque no todas llegaron a buen término, e inyectando cientos de miles de euros a la central sindical. De hecho, según UFP, el papel de la CEP va más allá, convirtiendo muchas de sus delegaciones en la sede social de la constructora UCASA, «donde los afiliados podían ver los planos, firmar las entradas y recibir las explicaciones oportunas».

Esta última constructora, UCASA, encenció las alarmas, cuando salió a la luz que había firmado los contratos y cobrado una señal de un 20% (30.000 euros) a 77 familias de policías para una promoción de 90 adosados en Puente Duero, Valladolid, pero sin embargo, no tenía licencias de construcción.

«Desde Junio de 2013, José Luis Oyuela, tiene un despacho en las dependencias de la constructora UCASA, donde también trabaja también su hija y desde donde coordina la captación de afiliados a CEP para la venta de promociones inmobiliarias. Tanto es así, que tenemos en nuestro poder, contratos de compra venta de vivienda, que firma el propio Sr. Oyuela en nombre de la CEP (el domicilio social facilitado en estos contratos es el de la sede del sindicato en la Plaza de Carabanchel). Pero a mayor abundamiento, es que incluso firma la memoria de calidades de las viviendas, que se entregan a los incautos compradores una vez depositado los pagos exigidos», denuncian desde UFP.

Relojes de 450 € para ir a votar

Desde UFP consideran que los beneficios de estas operaciones inmobiliarias han servio a CEP para captar afiliados. Muchos de ellos a través de los tradicionales regalos para incentivar el voto en las elecciones sindicales y en el que la Confederación siempre tiene el obsequio estrella. Este año es un reloj Canuy Prima suizo valorado en 450 euros… y eso multiplicado por cerca de 30.000 afiliados.