Navalcarnero despide a Baltasar Santos como alcalde entre pitos y abucheos

Share:

NAVALCARNERO. La constitución de la nueva corporación del Ayuntamiento de Navalcarnero tuvo dos protagonistas indiscutibles: el nuevo alcalde, el socialista José Luis Adell, y el regidor saliente, Batasar Santos (ex PP). Este último juraba este sábado su cargo de concejal entre pitidos y abucheos de un salón enfurecido con su gestión en un municipio que gobernó durante los últimos 20 años y que hoy mantiene una de las deudas per capita más altas de todo el país.

El ex regidor tuvo que interrumpir en diversas ocasiones su juramento ante los gritos de «fuera, fuera» de una sala encolerizada en el día en el que cedía -no lo escenificó- el bastón de mando al nuevo alcalde, José Luis Adell, del PSOE.

«Sinvergüenza», «falso» o «eres el cáncer de Navalcarnero» fueron algunos de los insultos que el que fuera primer edil del municipio tuvo que escuchar mientras mantenía su mano sobre la Biblia. Al final tuvo que solicitar auxilio a la Secretaria para continuar con el protocolo, que pidió al público que permitiera al «concejal electo hacer uso de su derecho».

Tras terminar la sesión, Santos fue ayudado por varios agentes de la policía municipal para evitar que el público, encolerizado, se abalanzara sobre él.

Tras jurar el acta el resto de concejales, se procedió a la votación del nuevo alcalde de la localidad. No hubo sorpresas. Resultó elegido José Luis Adell, con 11 votos a favor. El pleno quedará constituido por seis concejales del PSOE (José Luis Adell, María José Cappa, Juan Luis Juárez, Leticia Correas, Damián Bartolomé  y Gloria Gómez); cinco del PP (Esther Platero, Javier Merino, Manuel Pablos, Óscar Alegre y Concepción Burgos); cuatro de Cambiemos (María Jaime, Agustina Carpintero, Antonio Bustamante y Ángel Rodríguez): tres de Ciudadanos (José Felipe Garrido, Iván Moreno y Sergio Martín); dos de URCi (Baltasar Santos y María Jesús Neira) y uno del PDAP (Juan Santos Benito).