Ruido de sables en el PSOE-M tras la patada a Carmona: #YoMilitoYoDecido

476
0
Share:

carmona_gabilondoMADRID. El PSM (PSOE-M desde el último Congreso) sigue convulso. El cambio de nombre no ha evitado que resuciten las viejas heridas por el control del partido en la Comunidad de Madrid. Pedro Sánchez, sigue dejando cadáveres políticos en el largo camino para conquistar La Moncloa. El último, Antonio Miguel Carmona.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid se ha negado a aceptar su cese. «Voy a seguir luchando» ha explicado Carmona, quien ha avanzado que esta decisión que parte de Ferraz podría generar ruptura y divisiones internas.

El edil socialista no ha aceptado la propuesta de la nueva secretaria general de la Comunidad de Madrid, Sara Hernández, de ocupar un sillón de senador a cambio de la portavocía, porque «no tiene precio». Para él es más importante su compromiso con los madrileños que las golosinas ofrecidas por Ferraz. Lo aseguraba unos minutos antes de que el secretario de Organización anunciara que Purificación Causapié -cercana a Sánchez- será la nueva portavoz. «Es la persona mejor cualificada para ponerse al frente del grupo socialista», argumentaba Enrique Rico, que ha englobado el cese de Carmona dentro del proceso de renovación.

Para el entorno de Carmona, el cese forma parte del proceso para depurar a los antiguos partidarios de Tomás Gómez, el ex secretario general del PSM fulminado por Pedro Sánchez tres meses antes de las elecciones después de haber sido elegido como candidato a la Presidencia regional en el proceso interno del partido. «Carmona está  desde entonces en la cuerda floja», aseguran.

Entre los primeros en salir en defensa de quien es hasta ahora la cara más televisiva de los socialistas está Juan Segovia, el diputado que perdió las primarias contra Sara Hernández. Considera que la decisión ha sido precipitada, y que Carmona «ha hecho un buen trabajo» en el Ayuntamiento.

Con este panorama, el hashtag #YoMilitoYoDecido ha vuelto ha hacer aparición en las redes sociales. Es la segunda vez en menos de seis meses que los militantes piden a Pedro Sánchez que respete las decisiones democráticas de las bases.

Purificación Causapié, el Caballo de Trolla

La destitución, en febrero, de Tomás Gómez y la antigua dirección del PSM supusieron un cambio de rumbo forzado en los planes de Antonio Miguel Carmona para conquistar Madrid. El más claro efecto del golpe de timón se reflejó en la elaboración de las listas. «Voy a sorprender a todos con mi número dos», aseguraba el entonces candidato en una tertulia de La Sexta meses antes.

Pero no fue así. «A Carmona le confeccionaron la lista desde Ferraz con la participación de la Gestora de Simancas», explican desde su entorno. El puesto número dos no sorprendió a nadie. El secretario general, Pedro Sánchez, quería tener una alternativa al tertuliano. Y tras varias negociaciones el candidato dio su brazo a torcer. Apareció en escena Purificación Causapié, y muy cercana a Alfredo Pérez Rubalcaba (fue la número cuatro en sus listas) y una de las caras del feminismo socialista en esta nueva etapa del PSOE. «No se lleva mal con Antonio, pero no tenía el perfil que el buscaba para su candidatura», añaden las mismas fuentes.

El Congreso extraordinario del pasado viernes confirmó las sospechas. Carmona quedaba fuera de todos los cargos orgánicos del partido a nivel regional y federal, mientras que Causapié se convertía en la secretaria de Coordinación para la ciudad de Madrid del ‘renovado’ PSOE-M.