El caso Bankia colapsa los juzgados de la Comunidad de Madrid

Juzgados Plaza Castilla

JuzgadosCOMUNIDAD DE MADRID. Los juzgados de Madrid no dan abasto. Tienen un 30% más de carga de trabajo que en 2014 y una de las razones es la avalancha de demandas del caso Bankia y las preferentes.

Así lo ha indicado el Sector de Justicia de CSIF, que ha traslado al director general de Justicia de la Comunidad, Ricardo Ruiz de la Serna, la difícil situación que están atravesando los Juzgados de Primera Instancia de Madrid capital y los que conocen de esta materia en los Partidos Judiciales de la periferia.

CSIF, a través de las visitas que realiza periódicamente a todos los órganos judiciales de la Comunidad de Madrid, ha detectado un incremento de la carga de trabajo con respecto al año 2014 de un 30%.

Si ya el año pasado, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid cifró el aumento de los casos en un 11,5% con respecto a 2013, en el presente 2015 este incremento se ha ido al 30%, según cálculos de los propios funcionarios. “Uno de los motivos de este incremento podría ser la avalancha de demandas por asuntos relacionados con Bankia”, explican desde este sindicato.

“Las cifras muestran claramente que la situación de los órganos judiciales de Primera Instancia de toda nuestra región es insostenible, cuestión que es más grave todavía, cuando el Gobierno de la Comunidad de Madrid no está sustituyendo con funcionarios interinos las plazas vacantes existentes desde enero de 2013”, añaden desde CSIF.

Y como consecuencias, según el sindicato, se han detectado “niveles muy altos de estrés y ansiedad entre los funcionarios de la Administración de Justicia que desarrollan su actividad laboral en estos juzgados, lo que sin duda puede derivar en un problema de salud laboral”. El personal está resintiéndose al ver que “cada día se les exige más y que no dan abasto, incluso realizando jornadas que exceden con creces el horario establecido de manera ordinaria, mientras la Administración no les proporciona una solución”.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid en su memoria del año 2014, ya cuantifica las necesidades en cuanto a creación de nuevos órganos judiciales en diecinueve, cuando se está comprobando que la carga de trabajo continúa aumentando.

“La situación es límite. De manera urgente, la Comunidad de Madrid debe adoptar medidas encaminadas a la mejora de los juzgados de 1ª Instancia, iniciativas que deben pasar necesariamente por el nombramiento de la totalidad de plazas vacantes existentes y  la creación de nuevos juzgados que alivien la carga de trabajo actual. Además, proponemos a la Dirección General como medida inmediata, el establecimiento de planes de actuación concretos entre los funcionarios de la Administración de Justicia que faciliten la disminución de la carga de trabajo”.

Como consecuencia de la política de recortes que ha llevado a cabo hasta la fecha el Gobierno de la Comunidad de Madrid, tenemos unas 500 mesas sin funcionario en los distintos órganos judiciales de nuestra región, lo que contribuye claramente al colapso de nuestra justicia, y que se hace indispensable una apuesta real por la mejora del servicio público que desarrollamos.