Baltasar Santos huye de Navalcarnero perseguido por querellas y una comisión de investigación

Share:

baltasar_esperanza (1)NAVALCARNERO. El ex alcalde del Partido Popular  de Navalcarnero Baltasar Santos y la ex segunda teniente de alcalde María Jesús Neira han devuelto su acta de concejales de URCI -la formación con la que concurrieron en las pasadas elecciones tras ser expulsados del PP-. La renuncia se produce después de un inicio de legislatura en el que su formación no ha tenido ni presencia ni participación en la vida política municipal y ante la inminente creación de una comisión de investigación que analizará con lupa toda su gestión.

Ahora, será el consistorio gobernado por un tripartito (PSOE, Cambiemos y un concejal independiente) quien continúe con el procedimiento, aceptando la renuncia y comunicando la decisión a los siguientes de la lista de URCI.

El ex alcalde Baltasar Santos perdió las elecciones después 20 años al frente de en Navalcarnero y en los que dejó el municipio con una deuda de 201 millones de euros, según denunció el nuevo equipo Gobierno tras llegar al consistorio. Sin embargo, con su renuncia no termina su vinculación con el Ayuntamiento.

El ex regidor tiene abiertos todavía tres procedimientos penales (dos en fase de instrucción y una ya a las puertas de apertura de juicio oral) fruto de querellas presentadas por el PSOE cuando estaba en la oposición y en las que se acusa al ex primer edil de la localidad de presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude, entre otros.

Se trata de tres casos en los que se investiga la construcción de un polideportivo que no se ha levantado y por el que se han pagado más de 10 millones de euros; la construcción de las Cuevas del Concejo, por las que el Ayuntamiento pagó más de 30 millones de euros, sin proyecto técnico y poniendo en peligro el patrimonio protegido de la localidad; y una macro instrucción en la que se estudian presuntos casos de fraude en subvenciones, contratos a dedo y gastos realizados contra el informe del Interventor municipal que sólo desde 2011 superan los 65 millones de euros.

Dos informes, uno de la Cámara de Cuentas y otro de la Intervención General de Administración del Estado (IGAE) -este último solicitado por el juzgado- confirmaron ya varias de las acusaciones mantenidas durante los años en el que el PSOE estaba en la oposición.

El primero de estos informes realizado por el organismo fiscalizador de la Comunidad de Madrid a petición de los socialistas -que estudiaba sólo el año 2012- concluía que el Gobierno de Baltasar Santos -entonces en el PP- se había saltado los conceptos más básicos de la gestión del dinero público, prorrogando presupuestos para evitar los principios de estabilidad presupuestaria, desviando dinero de subvenciones y utilizando procedimientos de contratación que burlaron los principios de publicidad que tienen la obligación de seguir las administraciones públicas.

Comisión de Investigación

Además de la vía judicial, el nuevo Gobierno de Navalcarnero ha dado ya los primeros pasos para crear una macro Comisión de Investigación que analice toda la gestión, los gastos y los contratos de los años en los que Baltasar Santos estuvo al frente del consistorio, según adelantó este martes el nuevo regidor José Luis Adell (PSOE).

Además, el Pleno del consistorio aprobó por unanimidad solicitar a la Asamblea de Madrid que se fiscalicen todos los ejercicios desde 2007, sin perjuicio de que se pudiera ampliar a años anteriores si se desprendiera responsabilidad.

Santos fue expulsado del PP cuando sólo quedaban unos meses de las elecciones y sólo dos días después de que la presidenta regional del partido, Esperanza Aguirre, le anunciara como candidato.