Pablo Iglesias se pitorrea de los problemas internos de Podemos

Share:

COMUNIDAD DE MADRID. La desintegración de Podemos preocupa a tres millones de sus votantes. Pero no a su secretario general, Pablo Iglesias, que ha optado por el sarcasmo y el humor para reaccionar al debate abierto por las diez dimisiones en la dirección de la Comunidad de Madrid entre dirigentes próximos al número dos del partido, Íñigo Errejón.

«He mandado a Bescansa y a Errejón a Siberia a re-educarse por disidentes!», bromea el líder del partido morado en un mensaje difundo a través de su cuenta de Twitter, en el que comparte también el fragmento de la película ‘La vida de Brian’ sobre la rivalidad entre el Frente Judaico Popular y el Frente Popular de Judea.

El partido emergente ha tratado este miércoles de minimizar la crisis abierta en la dirección de la Comunidad de Madrid, donde la dimisión del secretario de Organización, Emilio Delgado, y otros nueve dirigentes, todos cercanos a Errejón, ha reabierto el debate sobre las distintas sensibilidades en la dirección de Podemos.

Mientras, la formación parece entrar en barrena motivada por los pasos de su líder de facilitar la repetición de un Gobierno del Partido Popular. Pero niegan a la mayor. El argumentario oficial de Podemos asegura que no existe ninguna división en torno a la estrategia a seguir en las negociaciones con el PSOE para formar gobierno, al margen del debate que pueda surgir sobre el modo de poner en práctica o escenificar sus posturas. PL.