Ciudadanos esconde a Eva Borox tras el escándalo Púnica

713
0
Share:

COMUNIDAD DE MADRID. Ciudadanos no quiere que los escándalos que relacionan a su diputada en la Asamblea de Madrid Eva Borox con Púnica enturbien el futuro de la formación. Así lo ha asegurado este martes su secretario de Comunicación, Fernando del Páramo, quien ha insistido en que en el caso de que la parlamentaria resulte imputada, «estará automáticamente fuera del partido en cuestión de minutos».

Las medidas de choques para no manchar la imagen de la formación comenzaron a las pocas semanas de abrirse oficialmente la legislatura. Eva Borox, sentada en las primeras sesiones en los primeros escaños de la bancada de Ciudadanos en la Cámara madrileña, fue apartada literalmente a la última fila -cerca de la puerta de salida-. Fuentes consultadas por este medio aseguran que el propio Ignacio Aguado no quería que «saliera en la misma foto» cuando una cámara dirigiera su objetivo hacia el portavoz.

A Eva Borox, tercera en las listas de la formación, le correspondía el escaño 45, en primera fila, junto a Cérsar Zafra e Ignacio Aguado. Sin embargo, los escándalos de la diputada provocaron un baile de sillas que la dejó sentada al final de la bancada, en el escaño 117. borox_asamblea

La única explicación del movimiento de fichas responde a que el empresario David Marjaliza, el principal investigado en el caso Púnica, la ha incriminado, al afirmar que entregó 30.000 euros a la entonces concejal del PSOE en Valdemoro.

Bofetada de Gabilondo a Ciudadanos

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha recordado que desde el PSOE apartaron a Borox «porque algo no estaba claro» en Valdemoro.

«Hasta donde yo se fue sé fue apartada del PSOE, ya sé que habrá teorías que dicen que se fue porque ella lo prefirió pero el caso es que hubo que adoptar algunas medidas porque algo no estaba claro en Valdemoro», ha señalado Gabilondo en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces de este martes.

Pese a ello, el portavoz ha trasladado que «respeta profundamente a los diputados» y que tiene «mucho cuidado en la difusión de nombres propios». «Hasta que se demuestre lo contrario esta persona es una persona honesta que está trabajando por el bien de los ciudadanos», ha aseverado.

Ignacio Aguado ha recogido el guante de Gabilondo, y desviado el caso a «un tema personal» que se produjo cuando Borox era concejal del PSOE. «Toda esta situación fue hace más de 10 años, donde Ciudadanos, no es que no estuviera en la Asamblea, es que no existía», se ha excusado Aguado.

«Tiene que ser ella la que dé explicaciones», y ha recordado que Borox puso este verano a disposición de los medios de comunicación toda la información que tenía en su poder.

Aguado ha aseverado que seguirán defendiendo su «contundencia máxima contra cualquier indicio de corrupción» pero ha incidido en que en su diputada «no está ni tan siquiera imputada». En el caso de que estuviera imputada «estaría automáticamente expulsada del partido» tal y como recogen los estatutos de su formación, ha afirmado el portavoz.