Ecologistas piden aclarar si los peces muertos en el Río Henares tienen relación con el incendio de Chiloeches

Henares

ALCALÁ DE HENARES. Ecologistas en Acción ha denunciado la aparición de cientos de peces muertos en las aguas del río Henares a su paso por la localidad de Alcalá de Henares, añadiendo que «el fuerte olor a disolvente en las aguas hacen sospechar que parte del vertido procedente del incendio de la planta de residuos de Chiloeches» llegó al cauce del río.

Añade la organización que junto al problema ambiental sobre los efectos de los contaminantes sobre el medio fluvial «hay que tener en cuenta el problema sanitario, ya que cientos de hectáreas son regadas con aguas procedentes del río», ha informado Ecologistas en nota de prensa.

Los colectivos ecologistas ARBA, El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo exigen a la Confederación Hidrográfica del Tajo «que ofrezca información rigurosa y diaria del estado de las aguas del río Henares y dejen de darse mensajes tranquilizadores que nada tienen que ver con la realidad».

A juicio de estas entidades, «las evidencias contradicen las informaciones oficiales ofrecidas la Junta de Castilla-La Mancha y la Unidad Militar de Emergencias (UME), para quienes los parámetros son absolutamente normales y la causa de la mortandad de peces se debe a causas naturales».

«Es asimismo llamativo que operarios de la UME hayan instalado barreras en el mismo río Henares a la altura de Chiloeches, al tiempo que dicen que los contaminantes no han llegado al río», alegan.

Explican que miembros de estas organizaciones ecologistas han podido comprobar que no existe un crecimiento anormal de algas en el río que indique un gasto anormal de oxígeno. «El tipo de sustancias almacenadas en la planta de Chiloeches inciden en el intercambio de oxígeno y contribuyen a que se reduzca su concentración en el agua».

Al igual que viene sucediendo con la información sobre la calidad del aire, desde las Administraciones responsables «se están dando mensajes tranquilizadores que no corresponden a la realidad y la falta de información es, cuanto menos, inquietante».

«De hecho llama la atención que el principal responsable del control de la calidad de las aguas, la Confederación Hidrográfica del Tajo, no haya procedido a realizar por sí misma análisis de calidad del Henares en distintos tramos del río. Es además impresentable que actualmente desde la página web de la Confederación no se ofrezcan ninguna comunicación sobre el caso», continúa la nota de prensa.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares indicó ayer que los técnicos municipales procedieron a recoger muestras del agua del río Henares a su paso por la localidad al hallarse peces muertos en varios puntos, lo que conllevará también el análisis de los ejemplares recogidos.

Además, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares se mantiene en contacto permanente con los agentes forestales y con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) cuyos miembros también se han personado en las inmediaciones de los hallazgos y han tomado muestras tanto de las aguas como de los peces.

Los responsables de la concejalía de Medio Ambiente han trasladado la incidencia tanto a la presidencia de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) como a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y al Ministerio de Medio Ambiente.

Por otra parte, y puesto que existe un incendio en una nave de reciclaje de residuos situada en la localidad Chiloeches (Guadalajara), los responsables del área de Medio Ambiente se mantienen en contacto permanente con técnicos pertenecientes a la Junta de Castilla la Mancha, a fin de conocer todas las novedades que se vayan produciendo en relación con este asunto.

La información procedente de los especialistas de la Unidad Militar de Emergencia (UME) que intervienen en la zona implementado medidas para la prevención, control y contención de productos contaminantes, informa de que los resultados de los análisis de las aguas realizados por la UME y por los agentes forestales «no relacionan ambos hechos, aunque se continúa la vigilancia». PL/EP