Leganés pasó los contratos de Roble Park a la empresa Área Siglo XXI tras estallar el ‘caso Aparcamientos’ en Getafe

montoya

montoya

Rafael Gómez Montoya, ex alcalde de Leganés.

LEGANÉS. El anterior Gobierno municipal de Leganés sustituyó los contratos a Roble Park por otros a una sociedad del mismo dueño tras conocerse la implicación del administrador de esta empresa en el ‘caso Aparcamientos’ de Getafe, según datos a los que ha tenido acceso este diario.

El contrato de “recogida de fondos de máquinas automáticas” fue adjudicado por 59.000 euros anuales a Roble Park en 2008, por un periodo de dos años y con la posibilidad de renovaciones anuales,  según la documentación que maneja politicalocal.es. Sin embargo, en 2010, el Gobierno de Rafael Gómez Montoya decidió sacar un nuevo concurso por el que adjudicó el servicio a una nueva sociedad, Área Siglo XXI, cuyo administrador era Joaquín Castillo Teruel -hijo de Joaquín Castillo Cano- máximo responsable de Roble Park.

El cambio de adjudicatario se produce solo unos meses después de que estallara el ‘caso Aparcamientos’ en Getafe, cuando el Partido Popular del municipio vecino denunció al entonces alcalde Pedro Castro por la presunta adjudicación irregular de 1.423 plazas de garaje. Todas las miradas se centraban en la empresa gestora: Roble Park.

Al concurso, tal y como adelantó politicalocal.es, se presentaron 4 sociedades: Roble Park SL y Área Siglo XXI; G.T.I Mundipay SL, en cuyo consejo de administración aparece de nuevo Roble Park SL; y Merpro SL, de la que Castillo también era en esas fechas administrador.

Una simple comprobación en registro mercantil hubiera bastado para asegurar la total transparencia de este procedimiento negociado sin publicidad. Pero, o no se hizo o no se quiso hacer. En las propias cuentas de Roble Park SL se advierte que Joaquín Castillo Teruel es también administrador de Área Siglo XXI, como se puede ver en la imagen.

robleparkadministradorsigloxxi

Pero Roble Park no era una empresa cualquiera. Era uno de los principales adjudicatarios del Ayuntamiento de Leganés desde la época del alcalde José Luis Pérez Ráez, también socialista. Contratos de la Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) para la gestión de aparcamiento por más de 1 millón de euros y con procedimientos en los que volvían a participar las empresas vinculadas al socio -entre ellas Estudio 23, otras de las involucradas en el ‘caso Aparcamientos’- son solo un ejemplo de lo que conseguía Joaquín Castillo en el consistorio.

Algunos de estos contratos fueron firmados en 2003 por Joaquín Castillo Cano -padre del mencionado y por entonces administrador de Roble Park. En esa fecha, el Ministerio de Hacienda había emitido una prohibición contra él para contratar con las Administraciones Públicas, una información que también adelantó politicalocal.es.