Empresas y particulares damnificados por los temporales no pagarán IBI en 2014

312
0
Share:

MADRID. Los particulares y las empresas que se hayan visto perjudicados por los temporales que azotaron durante este invierno la costa Atlántica estarán exentos de pagar las cuotas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)  y se beneficiarán de una reducción del Impuesto de Sociedades.

Estas ayudas forman parte del grupo de medidas adoptadas por el Gobierno para «reparar los daños causados en los dos primeros meses de 2014 por las tormentas de viento y mar», según consta en el Real Decreto-ley 2/2014, de 21 de febrero, por el que se adoptan una serie de medidas urgentes ante el desastre causado por los veinticinco temporales de viento, lluvias y mar que se han ido sucediendo desde principios de año, y que han causado cuantiosos daños en el dominio público marítimo-terrestre, playas y puertos principalmente, así como a diversas infraestructuras municipales, carreteras, vías urbanas, paseos marítimos, embarcaciones, diques y en comercios, viviendas y garajes particulares.

La reducción y exención de cuotas de dichos impuestos se hará con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, para no perjudicar a las arcas de los municipios y diputaciones provinciales, que verán  una reducción de sus ingresos al aplicar estas medidas, según el mencionado real decreto aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

 

Los afectados que ya hayan pagado alguno de los recibos de estos impuestos pueden solicitar la devolución de las cantidades ingresadas, explica el texto. Entre otras medidas fiscales, el Gobierno prevé también dejar exento de pagar tasas en la Dirección General de Tráfico a los propietarios de los vehículos que hayan causado baja por efectos del temporal y permitir una moratoria de un año sin interés en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social a las empresas y los trabajadores autónomos que hayan sufrido daños o pérdidas de actividad directamente derivadas del temporal, como es el caso de pescadores y mariscadores.

El Ejecutivo prevé un gasto total de 44 millones de euros que destinará a las obras de emergencia de las zonas afectadas por el temporal. Entre ellas, la reparación del camino natural “Ruta del Cantábrico”, también dañado por el temporal, a la que se destinarán 600.000 euros.