Aneri (CEIM) amenaza en privado con tirar de la manta: «Sólo me he llevado la calderilla»

Share:

aneri2MADRID. José Luis Aneri, el empresario detenido por la presunta estafa de los cursos de formación de CEIM, amenaza con «tirar de la manta» y «llegar hasta el fondo» del asunto, han asegurado fuentes próximas al empresario, que a su vez indican que «el escándalo podría salpicar directamente a los principales cargos de la patronal madrileña».

El cordobés, administrador de la empresa Sinergia, es por ahora el único detenido por este presunto fraude en el que se calcula se han podido desviar hasta 12 millones de euros de subvenciones públicas destinadas a cursos de formación. «Yo solo me he llevado la calderilla», ha explicado Aneri a las mismas fuentes, que indican que desde hace un tiempo el detenido está pasando serias dificultades económicas.

La atención se centra ahora en Alfonso Tezanos y en su mano derecha Víctor Porta Chacón, cuyas empresas también habrían podido gestionar subvenciones para  para varias de las asociaciones de CEIM.

Tezanos, uno de los pilares del presidente de CEIM Arturo Fernández -restaurantes Arturo-, presentó la semana pasada su dimisión como presidente de CECOMA y de la Comisión de Formación de la Cámara de Comercio de Madrid.

Su decisión se produjo poco después de que saliera a la luz que fue él quien introdujo a José Luis Aneri en la sociedad empresarial madrileña, recomendando a las asociaciones de CECOMA contratar los servicios del empresario para gestionar los cursos.

La mujer de Ignacio Gonzalez, ¿también en la trama de los cursos?

La última dimisión llegaba durante la mañana del lunes de la mano de Lourdes Cavero, esposa del presidente regional Ignacio González, que cogió de sorpresa incluso al otro candidato a la presidencia de la organización, el empresario Hilario Alfaro

Cavero, vicepresienta de CEIM y mano derecha de Arturo Fernández, había pedido de manera activa el voto para su jefe, generando cierto malestar entre muchos empresarios, tal y como informó Politicalocal.es. Aun así, la mujer del presidente de la Comunidad de Madrid mostró todo su «apoyo» a Arturo Fernández en su carta de renuncia.

Más allá de estas presiones a los empresarios de cara a las elecciones en la CEIM, fuentes no oficiales del Gobierno regional intuyen que tras la dimisión de la primera dama madrileña puede esconderse los avances en la investigación sobre el fraude de los cursos de Formación. «Ni ella quiere verse salpicada, ni su marido puede permitirlo», explican. Sigue así la limpieza en la CEIM.