Alfonso Tezanos, ahora molesto con Arturo, se veía como miembro de la ejecutiva de CEIM

398
0
Share:

MADRID. El presidente de la Federación de Empresarios de Madrid (FEDECAM), Alfonso Tezanos, se veía en los más alto de la patronal madrileña CEIM, formando parte de la ejecutiva del actual presidente Arturo Fernández. Sin embargo, la justicia se ha cruzado en su camino y este viernes comparecía en el juzgado por delitos de estafa, fraude, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad documental, por su implicación en la presunta trama de los cursos de formación que han asolado parte del asociacionismo empresarial madrileño.

Tezanos ha manifestado su malestar con Arturo Fernández, por quien se siente «abandonado» en momentos tan difíciles. Porque Tezanos esperaba mucho más del presidente de CEIM, que ahora reniega de su amistad y no le defiende públicamente, y con quien hace sólo unas semanas se veía formando parte de la nueva ejecutiva de la patronal tras las elecciones de la organización. Fuentes no oficiales de CEIM aseguran que incluso se barajaba una vicepresidencia, tras la pasada dimisión de Lourdes Cavero, la mujer del presidente regional Ignacio González.

Arturo Fernández ha mostrado su más absoluto nerviosismo ante las dimisiones, ceses e incluso detenciones de gente de su total confianza, que se han producido durante las últimas semanas. El pasado jueves, durante un desayuno con la prensa, el presidente de CEIM renegaba cualquier tipo de relación con Alfonso Tezanos, a quien le despojó de cualquier tipo de confianza o amistad pasada. «No es cierto que fuera uno de mis hombres fuertes», perseveraba Arturo, que llegó a amenazar con llevar a los tribunales a quien manchara el nombre de CEIM.

Amistad o no, lo cierto es que Arturo Fernández confió en Alfonso Tezanos, a quien le dejó nada menos que la presidencia de la Comisión de Formación de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, que también preside el restaurador. Y no son pocos los que vinculan al presidente de FEDECAM con la campaña electoral de Arturo para la presidencia de CEIM del próximo 24 de marzo.

Unos comicios marcados por las denuncias de falta de transparencia por parte del otro candidato, Hilario Alfaro, y por el escándalo de los cursos en el entorno cercano al actual presidente.