Día ‘D’ en CEIM: Lourdes Cavero, Alfonso Tezanos y el fraude de los cursos tras el telón electoral

Share:

MADRID. Los empresarios madrileños eligen hoy al que será el nuevo presidente de CEIM. Los dos candidatos, Arturo Fernández e Hilario Alfaro medirán este lunes sus fuerzas en las urnas tras una dura campaña electoral  que ha estado marcada por el fraude en los cursos de formación subvencionados organizados desde varias asociaciones que forman parte de la patronal empresarial madrileña.

Ambos rivales llegan a las elecciones triunfantes. Arturo Fernández se siente ganador. Ha recuperado el apoyo de Lourdes Cavero, la esposa del presidente de la Comunidad de Madrid, su segunda en CEIM en los últimos años. Una baza importante que parecía perdida cuando hace tres semanas Cavero anunció que abandonaba la organización. Muchos empresarios no entendían como la mujer del presidente regional se posicionaba de una manera tan clara por uno de los dos candidatos. Ahora, la primera dama madrileña vuelve a las listas del restaurador para ayudarle a revalidar su título. Pero además, viene con refuerzos. Su hermana, Pilar Cavero, se presenta también como candidata para formar parte de la Junta Directiva.

Alfaro llega con paso firme. Dispuesto a «regenerar» CEIM y devolver a la organización la independencia que insinúa ha perdido durante el mandato de Arturo Fernández. Se enfrenta ante un proceso electoral con el que no está completamente de acuerdo. Denunció públicamente la falta de transparencia y control en los votos delegados -los de aquellos representantes que no se personarán hoy en IFEMA y que han dejado que otro vote por ellos-. Amenazó incluso con poner en manos de la justicia el proceso. Algo que nunca llegó a ejecutar. Aun así, se someterá a un proceso electoral en el que no se ha aceptado el control que había solicitado.

La sombra del fraude de los cursos de formación, que ya se ha saldado con la detención del presidente de Fedecam, Alfonso Tezanos, estará presente durante todo el proceso. Tezanos ha sido uno de los apoyos más fuertes de Arturo Fernández, a pesar que este lo niega, tanto en la Cámara de Comercio e Industria de Madrid como en la propia CEIM. Tezanos está acusado de formar parte del llamado ‘caso Aneri’, una red que presuntamente se quedaba con las subvenciones destinadas a los cursos de formación continua de varias de las asociaciones de CEIM. Un fraude que hasta el momento podría superar los 12 millones de euros.

La palabra la tienen ahora los empresarios madrileños, quien este medio día elegirán si quieren que Fernández continúe en la presidencia o si, por el contrario, apuestan esta vez por la renovación y dan un voto de confianza a Hilario Alfaro.