El turismo de Madrid crea su propio lobby ante las peleas del PP para controlar el sector

botella gonzalez

botella gonzalezMADRID. Ni representantes del Ayuntamiento ni del Gobierno Regional se pasaron por el Museo Chicote, donde este miércoles se presentaba La Unión, la nueva macro asociación de empresarios del turismo de la Comunidad de Madrid, que nace con el objetivo de convertirse en el lobby más importante del sector en la región.

Tras la creación de La Unión, con la que las organizaciones de sector turístico quieren” unificar actuaciones”  y poner de manifiesto el “clima de unidad”, los responsables de la nueva patronal consideran necesaria la creación de un “ente único y especializado en la promoción turística internacional de Madrid, con la participación del Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad y los empresarios”. Hasta aquí la versión oficial.

Los problemas a los que se enfrenta La Unión para conseguir estos objetivos son en realidad mucho mayores. Para empezar, la creación de este Ente fue propuesta ya hace casi seis meses a las dos administraciones. Aun esperan la respuesta. “Queríamos que tuviesen participación desde ya, pero estamos esperando a que el Ayuntamiento y la Comunidad se pongan de acuerdo en quién tiene que llevar la voz cantante en temas de turismo. Cada uno barre para su casa”, explican desde una de las organizaciones empresariales que forman parte de La Unión. “Hemos esperado mucho, pero ya era hora de tomar la iniciativa, y por eso estamos aquí”. De hecho, tanto el Ayuntamiento como la Comunidad tienen sus propias agencias de promoción turística, y ni Botella ni González están dispuestos a aflojar la cuerda en favor de una organización liderada por empresarios.

La otro gran tema de debate ha sido CEIM. “¿Si existe CEIM, si existe la Cámara de Comercio, para que es necesario todo esto?”, se queja un conocido empresario de la hostelería madrileña. CEIM ha dado a La Unión el otro gran espaldarazo, a pesar de que todas las asociaciones sectoriales forman parte de la patronal que preside Arturo Fernández. Ni siquiera la patronal madrileña les ha dejado un espacio para hacer la presentación de La Unión, supuéstamente por motivos de agenda. El acto inaugural tuvo lugar en  el mítico Museo Chicote, uno de los más emblemáticos locales de Gran Vía, cuyo propietario, Tomás Gutiérrez, es presidente de La Viña, asociación que forman parte de La Unión.