Nervios en el sector hotelero ante la normativa para apartamentos turísticos que prepara González

ignacio-gonzalez_turismo

ignacio-gonzalez_turismoECONOMÍA. Nuevo varapalo para el sector hotelero de Madrid. El Gobierno regional tiene ya el borrador de la futura ley que regulará el alquiler de apartamentos para uso vacacional (periodos inferiores a un mes) y la normativa no convence a los empresarios. “Competencia desleal, falta de regulación o daño al sector hostelero”, son algunos de los calificativos que las patronales lanzan contra el proyecto presentado por el Ejecutivo de Ignacio González.

La normativa, que debería estar aprobada el próximo mes de junio, dará cobijo legal a los alquileres de viviendas y apartamentos por temporadas inferiores a un mes cuyo destino es el uso turístico o vacacional. Un nuevo modelo en auge en otras comunidades autónomas, como Cataluña, y en grandes capitales de todo el mundo, como Nueva York, París o Londres, y que actualmente está en manos de unas pocas empresas que ofrecen estos servicios a través de Internet.

Los empresarios de los alojamientos tradicionales  (hoteles, hostales y pensiones) tiemblan ante la proliferación de este mercado, una nueva amenaza que se suma a las dificultades que vive el sector en la Comunidad de Madrid. Su principal queja: “la normativa no le exige a estos alquileres lo mismo que nos exige a los hoteles y hostales”, explica Antonio Gil, presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM).

La normativa está en periodo de alegaciones pero los empresarios hoteleros encuentran ya muchas carencias. “Los hoteles, hostales y pensiones tienen que sacar su licencias, algo que no se contempla para quienes cedan su apartamento para este uso a las grandes empresas que controlan el sector”, añade Gil. “Tampoco se exige autorización a las comunidades de propietarios. Ahora te podrás encontrar como vecino a diversos grupos de turistas que irán rotando a lo largo del año y que llegan a Madrid con ganas de juerga y diversión”, explica el presidente de AEHM. “La normativa tampoco prevé exigir medidas de seguridad en los apartamentos, requisitos indispensable para otros alojamientos turísticos”.

Este tipo de requisitos supone un desembolso económico importante para los empresarios de alojamientos tradicionales, por lo que consideran que si no cambia la normativa y se aprueba según el borrador se podrían encontrar con un tipo de “competencia desleal” permitida desde el Gobierno regional. “Nosotros generamos empleo, pagamos licencias y mantenemos unos estándares de calidad que sitúan a España como uno de los países donde se pueden encontrar los mejores alojamientos de todo el mundo”, explica Gil, quien aseguro que ha contactado con el presidente de CEIM, Arturo Fernández, para que transmita a la Comunidad de Madrid las inquietudes de su sector.