Ciegos, parapléjicos… todos tienen sus políticos, pero ¿dónde están los de los sordos?

politicos y discapacidad

politicos y discapacidadSOCIEDAD. Con más de 1.262.000 personas con certificado de discapacidad en España  -según el Instituto Nacional de Estadística-, el colectivo de discapacitados cobra especial importancia en los procesos electorales. Sin embargo, colectivos como los sordos y los enfermos mentales tienen menos representación que otros grupos que ya han encontrado a sus líderes dentro de los partidos políticos.

Cada día hay más discapacitados presentes en la política y en los gobiernos de las diferentes administraciones para defender los intereses de un grupo social con necesidades específicas. Desde el Parlamento Europeo hasta pequeños municipios cuentan con personas afectadas por diferentes minusvalías entre sus dirigentes.

Haciendo un poco de historia, el primer político con discapacidad conocido en nuestro país, fue el aragonés Joaquín Costa (1846-1911), afectado por ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) desde los 21 años de edad. A pesar de su enfermedad, se doctoró en Derecho, ejerció de notario y fue elegido diputado, aunque no llegó a ocupar su escaño. En su última época como político y directivo del Ateneo de Madrid necesitaba ayuda para sentarse en una silla, ya que apenas podía moverse.

Ya en los 80, destacan políticos como Rafael de Lorenzo, ciego, que fue diputado en la Comunidad de Madrid por el PSOE, y que actualmente es secretario general del Consejo General de la ONCE. También ciego es Miguel Durán, quien se presentó a las pasadas elecciones al Parlamento Europeo como candidato por el partido Libertas, en coalición con Albert Rivera, aunque no consiguió representación.

En la actualidad destaca el papel de Ignacio Tremiño, director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Tremiño tiene una discapacidad sobrevenida por un accidente que le obliga a desplazarse en silla de ruedas. Actualmente está trabajando en dos importantes normativas, como son la Ley de Mecenazgo y la Ley General de la Discapacidad, en la que colaboran diversas organizaciones de discapacitados.

El primer diputado parapléjico en la historia de la democracia fue Francisco Vañó (PP), que desde 2004 ocupa un escaño en el Congreso. Es autor del libro Perdonen que no me levante, en el que cuenta vivencias propias y ajenas sobre la vida en silla de ruedas. Más de 40 años después de su lesión medular -sufrió un accidente en 1971- Vañó visita frecuentemente el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo repartiendo ánimo y dando un consejo básico y primordial “quitarse la silla de ruedas de la cabeza y dejarla sólo en el culo”.

Sin embargo, el primer parapléjico que ocupó un cargo de director general en la administración central fue Juan Carlos Ramiro Iglesias, director general de Coordinación  Políticas Sectoriales sobre la Discapacidad desde julio de 2007 hasta junio de 2010.

Un claro ejemplo de superación es el de Josep Maria LLop (CiU) ciego de nacimiento, licenciado en Derecho en la Un iversidad Autónoma de Barcelona y abogado en la asesoría jurídica de ONCE. Tras ampliar sus estudios fuera de España, en 1999 se convirtió en el primer alcalde invidente de España, como regidor de La Palma de Cervelló, y primer diputado ciego del Parlamento de Cataluña, donde se desenvuelve con total normalidad siempre acompañado de su perra guía Annabelle.

Borja Fanjul (PP) es el único parlamentario de la Asamblea de Madrid con discapacidad. Se desplaza en silla de ruedas desde que hace 17 años sufrió un accidente de coche. Se mueve con ella con total autonomía gracias a la inexistencia de barreras arquitectónicas. Procede del Congreso de los Diputados, donde ejercía como asistente del Grupo Popular. También en la Asamblea de Madrid, ejercía como diputada  hasta 2011 Fátima Peinado (PSOE), que tiene una discapacidad visual. Ahora es jefa de personal en la delegación territorial del la ONCE en Madrid.

Juan Manuel Medina (PSOE) es el primer concejal invidente del Ayuntamiento de Ronda. Considera muy satisfactorio el haber llegado a este puesto, y demostrar que una persona con discapacidad también puede hacer todo lo que se proponga, y considera que si la población lo ve en los plenos o realizando otro tipo de actividades con sus compañeros de partido, “puede traer una mayor sensibilización de la población hacia este colectivo”.

Es curiosa la historia de Eduardo Carnero, concejal por Compromiso por Galicia en el Concello orensano de Cualedro. Tiene una minusvalía visual del 81% y, para no perderse ningún detalle de los plenos, lleva un viejo magnetófono de cinta y un alargador de corriente que pone muy nervioso al alcalde Luciano Rivero (PP).

Los deportistas paralímpicos también han encontrado su hueco en la política. Es el caso de Enrique Sánchez-Guijo Acevedo, cuarto Teniente de Alcalde en el Ayuntamiento de Salamanca y cuádruple medallista y presidente del Comité Paralímpico Europeo (2006-2010). O Purificación Santamaría, concejal en el Ayuntamiento de Burgos, y Daniel Vidal, medallista paralímpico  y concejal en el Ayuntamiento de Burriana, en Castellón.

Maribel Campo, es edil liberada del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca, y se desplaza en silla de ruedas desde hace más de 20 años. Fue profesional del baloncesto hasta el accidente automovilístico de agosto de 1989, en el que quedó tetrapléjica.

Teresa Perales, padeció una neuropatía a los 19 años y perdió la movilidad de ambas piernas. Ha ganado 22 medallas en diversos juegos paralímpicos desde el año 2000, y ha llegado a ser diputada en las Cortes de Aragón y asesora del Área de Fomento y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza. Hace unos días, recibió de manos del Rey, la Gran Cruz del Mérito Deportivo, medalla que sólo tienen 17 deportistas.

Hace unos meses fue noticia Ángela Bachiller, concejal en Ayuntamiento de Valladolid, al sustituir Jesús García Galván, acusado de corrupción. Tiene 30 años y es la primera persona con Síndrome de Down que consiguió un título de FP en Castilla León.

Cristina Chamorro sufre de degeneración macular en ambos ojos y es Concejala de UPYD en el Ayuntamiento de Madrid. Es una política muy activa y participa en todos los eventos en los que se trata la discapacidad. Carmen Sánchez Carazo es discapacitada motriz y es secretaria de Políticas Sociales del Partido Socialista de Madrid.

En todo este cartel de políticos con discapacidad se echa en falta representatividad de las personas sordas, de la discapacidad intelectual y de la discapacidad mental un hecho que los expertos consideran se irá corrigiendo en los próximos años.

En la fotografía que acompaña este artículo se puede ver a Amadeo Arribas, discapacitado intelectual y presentador del programa de radio Escaleras de la dependencia, acompañado por el diputado Nacional por el PP en el Congreso Francisco Vaño, y por Ignacio Fernández, número 8 de UPyD en las listas para las elecciones al Parlamento Europeo.

 Por Agustín Morales