La sanidad pública entra en campaña: Ignacio González anuncia medidas para reducir la lista de espera

Share:

COMUNIDAD DE MADRID. El presidente del Gobierno regional, Ignacio González, se ha fijado un nuevo objetivo para la sanidad madrileña: «reducir la lista de espera«. Para ello, el Ejecutivo madrileño ha previsto un conjunto de medidas en materia de Recursos Humanos para aumentar el rendimiento de los hospitales públicos y «motivar» a los profesionales sanitarios. Se realizarán pruebas diagnósticas los fines de semana, se estabilizará el puesto de trabajo a 5.000 empleados sanitarios y se crearán 150 nuevas plazas de médicos especialistas.

Unas nuevas medidas que se suman a la campaña para cambiar la imagen de la sanidad pública madrileña, tras el anuncio de paralizar el proceso de privatización y la sustitución del consejero Javier Fernández-Lasquetty por Javier Rodríguez el pasado mes de enero.

Así lo ha anunciado este sábado en el Hospital Gregorio Marañón durante un encuentro mantenido con más de 400 profesionales de los ámbitos hospitalario y de atención primaria, entre los que se encontraban jefes de servicio, supervisoras de enfermería, responsables de centros de salud y directivos de la sanidad pública madrileña.

«El objetivo es incentivar la actividad de los profesionales para dar respuesta a aquellos pacientes que optan por ser intervenidos en sus centros hospitalarios», explican desde la Comunidad de Madrid.

González ha explicado que los pactos acordados con cada servicio, firmado con el gerente del centro, establecerán la actividad a realizar que formará parte del programa, fijando objetivos, indicadores para su valoración, la condiciones para desarrollarlo, el número y las categorías del personal necesario para llevarlo a cabo y la justificación documental. Con ello, ha añadido, se logran dos objetivos: la motivación de los profesionales y la mejora de los recursos materiales y humanos de la Comunidad.

Se trata, por tanto, de rentabilizar al máximo el equipamiento sanitario madrileño, como quirófanos, resonancias, TAC, entre otras, y posibilitar la realización de pruebas en fines de semana y mejorar la atención sanitaria a los pacientes.

El presidente de la Comunidad indicó que de forma progresiva se convertirán 5.000 trabajadores eventuales en interinos para mejorar la estabilidad laboral de estos profesionales  que ya no dependerán de renovar sus contratos. Esta medida está prevista que se aplique a partir del mes de julio, una vez que se haya negociado con las organizaciones sindicales.
González anunció una nueva Oferta de Empleo Público que incluye 150 nuevas plazas de especialistas de aquellas categorías donde existe más temporalidad, que se corresponden con los médicos de las especialidades de radiodiagnóstico, traumatología, anestesia, ginecología, cirugía general, neurofisiología clínica y medicina interna. Asimismo, se aprobará una oferta de empleo público para la empresa pública de Fuenlabrada y la Fundación Alcorcón.

Estas plazas se unen a las 3.571 cuyas pruebas selectivas se celebrarán en el mes de septiembre, en concreto, de médicos de familia (306 plazas), pediatras de atención primaria (119 plazas), enfermeras (1.600 plazas), matronas (100 plazas), fisioterapeutas (146 plazas), y auxiliares de enfermería (1.300 plazas). Con todo ello, la tasa de temporalidad se verá reducida y aumentará el grado de estabilidad en el empleo de nuestros profesionales.

También se convocarán este año los procesos selectivos de 318 plazas de técnicos especialistas de anatomía patológica, laboratorio, medicina nuclear, radiodiagnóstico y radioterapia, y se seguirá avanzando en la realización de las pruebas selectivas de 37 facultativos de urgencias hospitalarias.

La Consejería de Sanidad acometerá otras medidas que beneficiarán la situación laboral de los profesionales sanitarios. Por un lado, este año se abrirá el proceso para que el personal laboral o funcionario que voluntariamente lo desee pase a la condición de personal estatutario. La medida busca homogeneizar los distintos regímenes jurídicos laborales existentes en la actualidad en Sanidad: el personal estatutario, que es mayoritario; el personal laboral del antiguo Servicio Regional de Salud, y el personal funcionario procedente en la mayoría de los casos de la Administración del Estado.