Ana Botella empieza la campaña de 2015 y fulmina los impuestos creados por Gallardón

415
2
Share:

MADRID. No ha anunciado oficialmente su candidatura, pero la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha empezado una frenética actividad propagandística de cara al año electoral 2015. Entre las últimas medidas de la regidora se encuentra la supresión del estacionamiento regulado en los barrios de la periferia o la eliminación de la Tasa de Basuras, ambos impuestos creados en su día por su predecesor en el cargo, el actual ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón. Unos anuncios que ya han sido calificados como actos de «plena campaña electoral» por la oposición.

Respaldada por su marido, el ex presidente José María Aznar, Ana Botella explicó este lunes que eliminará la Tasa de Basuras en 2015 y que durante 2014 la reducirá una 12%.  Una política que ha descrito como «de menor presión fiscal para el bolsillo del ciudadano«. Pero esta no ha sido la única sorpresa. La alcaldesa anunció también que desde el 1 de julio desaparecerá el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en los distritos de Carabanchel, Hortaleza y Fuencarral.

La ampliación del estacionamiento regulado más allá de la M-30 fue introducida por Gallardón en 2006. El entonces alcalde de Madrid tuvo que enfrentarse a manifestaciones y pitadas de los vecinos, que durante meses se pronunciaron contra de este sistema recaudatorio. Ahora, Botella justifica su eliminación por la falta de utilidad, al «demostrarse durante estos años» que «no era tan necesario» como en el centro de la capital, donde el SER consiguió sacar de circulación 300.000 coches al día.  La regidora ha previsto que el cambio entre en la nueva Ordenanza de Movilidad, en la que «se recogen las demandas de los vecinos» y que será aprobada en la próxima Junta de Gobierno de la ciudad.

El SER no ha sido la única sorpresa anunciada por Botella. La alcaldesa ha fulminado otro de los impuestos de predecesor: la tasa de basuras, resucitada por Gallardón en 2009 después de 19 años de que fuera retirada como impuesto municipal. La alcaldesa ha anunciado una reducción del 12 por ciento en 2014 y su supresión definitiva a partir de 2015.

Los dos nuevos pases de tijera en los impuestos municipales llegan sólo cuatro días después de que Botella anunciara bonificaciones de hasta el 90% en el impuesto de plusvalías para herencias  y  la eliminación de los requisitos para beneficiarse de dicha bonificación. En este caso, fue el presidente de CEIM, Arturo Fernández, a través de un comunicado quien recordó esta mismo lunes que  la patronal madrileña pidió al Ayuntamiento que adoptase esta medida.