La Marea Blanca vuelve a la lucha contra la ‘caza de brujas’ en la sanidad pública de Madrid

279
0
Share:

MADRID. La ‘Marea Blanca’ ha salido a la calle este domingo convocada por la la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP) para manifestarse contra el cese de los cuatro directores de centros de salud de Madrid, ya que lo consideran un acto «ejemplarizante» para los médicos de atención primaria. Uno de los cesados, Paulino Rivero, ex director del Centro de Salud General Ricardos, es uno de los profesionales sanitarios más activos en la lucha contra la privatización de la sanidad pública madrileña.

Los directores de General Ricardos  (Paulino Rivero), Nuestra Señora de Fátima (Isabel Giraldez), Las Águilas (Montserrat González) y Legazpi (Pilar Gómez) fueron cesados por la consejería de Sanidad el pasado  21 de mayo  bajo el argumento de que se produjo una desviación presupuestaria en sus centros de salud. Sin embargo para  MEDSAP, tras los despidos «se esconde la represalia sobre unos profesionales cuyo compromiso e implicación en las movilizaciones contra las privatizaciones sanitarias es conocida».

La MEDSAP considera que la «actitud negociadora y tolerante» de Javier Rodríguez, consejero de Sanidad», no es más que una «operación cosmética de cara a la galería» con la que se pretende «cambiar algunas cosas para que todo siga igual».

 Estos hechos ponen en evidencia que la supuesta actitud negociadora y tolerante del nuevo Consejero de Sanidad es sólo una operación cosmética de cara a a la galería y que se pretende «cambiar algunas cosas para que todo siga igual«.

Contra la privatización encubierta

Tras el intento de privatizar seis hospitales madrileños, tumbado por la justicia a principios de 2014, la lucha de la ‘Marea Blanca’ continúa en las calles contra los que algunos consideran una privatización «encubierta» y una perdida de calidad de los servicios de Salud pública de Madrid, en donde siguen abiertos y privatizados en su totalidad los hospitales de Torrejón, Valdemoro y el Rey Juan Carlos de Móstoles.

Durante la manifestación de este domingo, se ha recordado que desde el Gobierno regional se pretende cerrar el Instituto Cardiológico, transformar el Hospital Carlos III en un centro de media y larga estancia, y se han privatizado los servicios de no sanitarios de varios hospitales públicos.