El empresario bandera del PP tira la toalla: Arturo Fernández solicita el preconcurso de acreedores

Share:

COMUNIDAD DE MADRID. Tras meses de luchar contra las dificultades económicas de su empresa, el presidente de CEIM, Arturo Fernández, ha solicitado el preconcurso de acreedores para su empresa, Grupo Arturo Cantoblanco, según ha comunicado este lunes la compañía de restauración. Se abre así un periodo legal en el que la sociedad puede renegociar sus deudas con los acreedores, a los que Fernández presentará en las próximas semanas un plan de viabilidad.

Según ha comunicado la empresa, el Grupo Canto Blanco ha inciciado ya, de forma paralela este proceso de reestructuración que garantice la viabilidad de la compañía.

El Grupo Arturo es propietario de numerosos restaurantes y hoteles por todo el territorio nacional, especialmente en la Comunidad de Madrid, en donde además ostenta concesiones de servicios de restauración en empresas e instituciones, como la Asamblea de Madrid, Unión Fenosa, el Hospital Infanta Leonor o la Ciudad Deportiva del Real Madrid.  Precisamente, el pasado mes de abril, la Cámara regional recibió un embargo preventivo de los pagos al Grupo Arturo Cantoblanco, por las deudas contraídas por la empresa con la Seguridad Social.

Según las cifras aportadas por la compañía, el grupo cuenta actualmente con cerca de 1.200 trabajadores en 80 establecimientos que ofrecen 30.000 comidas diarias.

 

Arturo Fernandez es actualmente vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, tras revalidar su cargo en las elecciones del pasado mes de marzo. La mujer del presidente de la Comunidad de Madrid, Lourdes Cavero, es vicepresidenta y adjunta al presidente en la patronal madrileña, un polémico nombramiento que hizo que se pusiera en duda en numerosas ocasiones la independencia de la organización empresarial.