Ignacio González presume de atención al colectivo LGTB ante el embajador de EEUU

Share:

COMUNIDAD DE MADRID. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha mostrado esta jueves al embajador de Estados Unidos, James Costos, los servicios que presta la administración regional a la comunidad LGBT. González ha acompañado al diplomático hasta las oficinas donde se desarrolla el Programa de Atención e Información a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid (PIAHT), que el Gobierno regional considera un ejemplo de la defensa de los derechos de la población LGTB (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales).

«El programa ofrece un servicio público y gratuito que da atención jurídica, psicológica y técnicas para superar problemas en el entorno laboral, familiar y escolar. También brinda apoyo y atención a madres y padres para la aceptación de la condición sexual de sus hijos», explican desde la Comunidad de Madrid. Sin embargo, sólo 10.000 personas han acudido a los servicios que ofrece la administración regional en los 14 años de existencia del PIAHT,  una media de 70 personas mensuales.

El programa ha sido elegido como ejemplo de buenas prácticas por el Consejo de Europa  y la Universidad estadounidense de Pensilvania, que ha seleccionado el programa de la Comunidad de Madrid por segundo año consecutivo para formar a los alumnos de la Facultad de Derecho que cursan el Programa Internacional de Derechos Humanos. Gracias a esta colaboración, los estudiantes podrán realizar prácticas conociendo en profundidad esta novedosa iniciativa y el trabajo de sus profesionales.

 Acercamiento a la comunidad LGBT y castigo por homofobia

González sale ahora en la foto, coincidiendo con las celebraciones del Orgullo en Madrid, después de fraguar durante varios meses un acercamiento al colectivo LGBT desde su partido, cuando hace un mes y apropuesta del PP, la Asamblea de Madrid aprobó una moción para instar al Gobierno de Mariano Rajoy a luchar y garantizar los derechos de las personas LGTB, y en especial de los transexuales.

La moción llegaba sólo mes después de que los diputados populares rechazasen en la Cámara regional la Ley Integral de Transexualidad, presentada por el PSOE y apoyada por Izquierda Unida y UPyD.

Una año antes, en mayo de 2013, el Grupo popular de la Asamblea rechazó una Proposición no de Ley, presentada por la diputada socialista Carla Antonelli, contra la violencia y el acoso a los niños y adolescentes LGTB. El rechazo hizo que la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) entregase al Grupo parlamentario uno de sus premios ‘látigo’, que castigan a quienes por sus hechos o declaraciones discriminan por orientación sexual o identidad de género.