Cifuentes forma un núcleo duro para controlar el Gobierno y la Asamblea de Madrid

cifuentes_autónomos

cifuentes_autónomosCOMUNIDAD DE MADRID. Tras el anuncio de la candidatura de Cristina Cifuentes como cabeza de cartel a la Comunidad de Madrid, el Partido Popular se dividió entre ‘aguirristas’ y ‘cifuentistas’.

Hoy algunos resisten al otro lado; muchos son los que han decidido pasarse al bando ganador, pero pocos son los que gozan de la plena confianza de Cristina Cifuentes.

Consciente de que no va a ser una legislatura fácil, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha rodeado de gente de su extrema confianza para que el Gobierno y el Grupo parlamentario popular funcionen como un engranaje perfecto.

Entre ellos destacan algunos nombres.

Ángel Garrido es, a todas luces, el hombre fuerte de Cristina Cifuentes.

Nacido en Vallecas, una pequeña patria de la que se siente “orgulloso”, tal y como ha reconocido en su discurso ante el Pleno de la Asamblea, Garrido se licenció en Ingeniería de Minas y, posteriormente, desarrolló la práctica totalidad de su carrera política en el Ayuntamiento de Madrid.

Fue persona cercana a Gallardón, hasta que en 2009 lideró una rebelión dentro del Grupo Municipal para solicitar la dimisión de Manuel Cobo.

Cuando Ana Botella coge el testigo al frente del consistorio, Ángel Garrido es nombrado presidente del Pleno.

Ahora fuentes populares no descartan que Cifuentes pueda premiarle con la vicepresidencia de la Comunidad.

Rosalía Gonzalo podría definirse como la sombra de Cristina Cifuentes durante los últimos años.

Desde 2012 compatibilizó su cargo de diputada en la asamblea con el de directora de Gabinete de Cifuentes en la Delegación del Gobierno.

Responsable de Relaciones Institucionales en la campaña de la candidata popular, todo apuntaba a que repetiría como jefa de gabinete aunque, esta vez, en la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo Cristina Cifuentes le reservaba otro destino: el de secretaria primera de la Mesa de la Asamblea.

Y es que sin la mayoría necesaria, la presidenta de la Comunidad de Madrid necesita que el Grupo parlamentario funcione como un engranaje perfecto. De ahí que haya decidido colocar en puestos clave de la Asamblea a personas de su máxima confianza.

Paloma Adrados renunció a seguir al frente del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón para asumir la presidencia de la Asamblea de Madrid.

No es ningún secreto que Adrados guarda especial amistad con Cristina Cifuentes.

Empezó en política de la mano de Javier Arenas hasta que en 2007 Esperanza Aguirre la nombró Consejera de Empleo y Mujer, donde sustituyó a Juan José Güemes.

En 2011 Paloma Adrados fue elegida alcaldesa de Pozuelo de Alarcón.

Marisa González fue la jefa de comunicación de Alberto Ruiz Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid hasta que éste dio el salto al Ministerio de Justicia.

Entonces decidió prescindir de sus servicios y tomar caminos separados.

Marisa González, sin un destino claro, fue ‘rescatada’ por Cristina Cifuentes para ocuparse de la comunicación al frente de la Delegación del Gobierno.

Desde entonces González se siente en deuda con la presidenta de la Comunidad, a la que aprecia personalmente.

Tras encargarse de la comunicación en campaña todo apunta a que se hará con las riendas de la dirección de Medios de la Comunidad, que desde 2003 dirigía Isabel Gallego.

Desde esa posición Marisa González tendrá mucho que decir sobre el futuro de Telemadrid.

Jaime González Taboada es actualmente portavoz adjunto del Grupo parlamentario popular, Taboada es un político de larga trayectoria en la Comunidad de Madrid, donde ha estado al frente de la Dirección General de Cooperación con la Administración Local, dependiente de la Consejería de Presidencia y Justicia.

Cuando antes de las elecciones el partido se dividió entre ‘aguirristas’ y ‘cifuentistas’, Taboada se posicionó del lado de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, quien le podría reservar un lugar clave en el futuro Gobierno.

Manuel Quintanar juez de carrera aceptó la subdelegación del Gobierno cuando Cristina Cifuentes fue nombrada Delegada del Gobierno en 2012.

Posteriormente, en 2013, Quintanar abandonó la subdelegación del Gobierno para dirigir la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte.

No obstante, cuando Cifuentes fue nombrada candidata a la presidencia de la Comunidad, Quintanar volvió a su lado.

Fuentes populares le colocan al frente de las Carteras de Justicia e Interior.

Carlos Izquierdo es otra de las figuras emergentes en el equipo de Cristina Cifuentes.

Fue concejal del Ayuntamiento de Madrid y presidente del distrito de Carabanchel hasta que en 2012 Esperanza Aguirre le fichó como viceconsejero de Inmigración.

Ahora suena en las quinielas para ocupar un lugar clave en el Ejecutivo madrileño.