Carmena mantendrá a Guillermo Zapata pese a su imputación

Share:
Zapata

Guillermo Zapata Politica LocalMADRID. La portavoz del Gobierno municipal de Madrid, Rita Maestre, ha confirmado que Guillermo Zapata, concejal de Ahora Madrid, seguirá en su puesto pese a que el próximo 7 de julio debe acudir a declarar ante la Audiencia Nacional, en calidad de imputado, por un presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo.

En este sentido Maestre ha añadido que Zapata ya renunció a la Delegación de Cultura y Deportes porque “tenía sentido”, aunque no ve necesario que renuncie también a su acta de concejal de distrito.

Sobre los polémicos tuits la portavoz municipal los ha calificado de “chistes” que “no expresaban opiniones políticas”, y se ha mostrado partidaria de tomar decisiones en función “de lo que la Justicia decida”.

Ahora Madrid denuncia una campaña de acoso

Por su parte Ahora Madrid ha hecho público un comunicado en el que ha criticado lo que consideran una campaña de “acoso” contra el concejal Guillermo Zapata por unos mensajes, dicen, “inapropiados publicados hace años”.

Asimismo desde el partido de Manuela Carmena ha calificado de “desproporcionada y fuera de lugar” la petición de la Fiscalía, que solicitó la imputación de Zapata.

Además desde Ahora Madrid consideran que «la publicación de unos mensajes inapropiados por los que ya ha pedido disculpas y asumido responsabilidades no borra su firme trayectoria ni lo que representa para Ahora Madrid”

Sus comentarios “humillan” a las víctimas del terrorismo

El magistrado de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, dictaba ayer un auto mediante el que citaba a declarar, en calidad de imputado, a Guillermo Zapata al considerar que sus tuits podrían ser constitutivos de Tuits Zapata.001un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, penado con hasta dos años de prisión.

Asimismo Irene Villa deberá acudir como testigo y afectada por los comentarios que Zapata publicó en su cuenta de Twitter tal y como ha establecido el magistrado en un auto dictado este jueves.

En este sentido la Fiscalía de la Audiencia Nacional considera que los comentarios de Zapata, entre ellos uno en el que decía ‘Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos’, entrañan “descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas y de sus familiares”.

Además de este tuit, que el edil escribió el 31 de enero de 2011 con un usuario llamado @casiopeaexpres, el informe del Ministerio Público menciona un segundo mensaje publicado el mismo día en el que reproduce un chiste sobre el Holocausto: “¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero”.

Delito castigado con dos años de prisión

La Fiscalía defendió en un informe remitido al juez este miércoles que la conducta del concejal, más allá de la restricción de la libertad de expresión que podría suponer su persecución, podría ser constitutiva de un delito tipificado en el artículo 578 del Código Penal, que persigue tanto el enaltecimiento del terrorismo como la humillación de las víctimas y está castigado con penas de hasta dos años de cárcel.

A su juicio, el contenido del mensaje sobre, que el concejal contextualizó en un debate en la red social sobre los límites del humor, puede ser “objetivamente vejatorio y humillante para la destinataria víctima del terrorismo en particular y en general para todas las víctimas que de una forma u otra lo han sido del terrorismo de la organización terrorista ETA”.

Tras apuntar la necesidad de “perseguir las conductas de quienes calumnian o humillan a las víctimas al tiempo que incrementen el terror de sus familiares”, el escrito de la Fiscalía señala que los  comentarios del edil “generan la perplejidad e indignación en la sociedad que les hace merecedores del reproche general”.

Según detalla la fiscal Rodríguez, las expresiones proferidas por Zapata responden a los criterios fijados por el Tribunal Supremo para que su conducta pueda constituir un delito de humillación a las víctimas por reunir los conceptos de “descrédito (disminución o pérdida de la reputación de las personas o del valor y estima de las cosas)”, “menosprecio (poco aprecio, poca estimación, desprecio o desdén)” y “humillación (herir el amor propio o dignidad de alguien)”.