El tren de la línea C-9 que conecta Cotos y Cercedilla no prestará servicio este viernes por la huelga en Renfe

Share:

CERCEDILLA. El tren de vía estrecha que conecta el puerto de Cotos con la estación de Cercedilla no prestará servicio este viernes al no incluirse dentro de los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento para la huelga en Renfe de mañana viernes.

Renfe garantiza la circulación del 78 por ciento de los trenes de Alta Velocidad (AVE) y Larga Distancia ante la jornada de huelga que el sindicato CGT ha convocado para este viernes en la compañía ferroviaria.

Así lo establecen los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento ante el paro, con el fin de garantizar que se compatibilizan el derecho a la huelga con el derecho a la movilidad de los ciudadanos.

La carta de servicios esenciales fija asimismo que circularán el 50% de los trenes de Cercanías habituales, un porcentaje que se eleva hasta el 75 por ciento en las ‘horas punta’.

En el caso de los servicios de media distancia (los trenes regionales convencionales) se ha establecido la circulación del 65% de los trenes que normalmente se programan para un viernes.

Renfe informó de que los viajeros que resulten afectados por los trenes suprimidos podrán devolver sus billetes sin gasto de anulación, o bien cambiarlos para poder viajar en otra fecha o tren.

En el caso de Adif, los servicios mínimos establecen el número de trabajadores que deben acudir a trabajar para garantizar la circulación de los trenes incluidos en los servicios esenciales.

CGT ha convocado esta huelga en Renfe y Adif a los trabajadores de las dos empresas ferroviarias públicas para reivindicar mejoras en los nuevos convenios colectivos que las dos compañías actualmente tienen pendientes de firmar con el resto de sindicatos.

También pretende protestar por la «deriva privatizadora» que considera están registrando los «servicios más rentables» del ferrocarril, según informó la formación.

El sindicato reivindica que la «reversión» de esta tendencia debe pasar por el lanzamiento de una oferta de empleo público «suficiente para rejuvenecer las plantillas» de las dos compañías.